En Casa: Huerta Urbana

El año pasado tuve una huerta, era literalmente de un metro cuadrado. Tuve lechugas, rúcula, albahaca, ají rojo, dos plantas de tomate y casi casi un par de sandías rastreras, pero les faltó calor.

Una huerta así alcanza para al menos dos. Una huerta así, en la ciudad, sin ningún otro aditivo que el agua y el sol, sólo tiene como enemigos a los pájaros cuando comienzan a germinar las plantas. Para eso lo mejor es hacer almácigos de todo y trasplantar cuando los plantines tengan entre 5 y 10 cms. La rúcula es generosa y no tiene mayores complicaciones, la puedes sembrar directo y cosechar por meses.

Un huerto saludable se defiende solo, pero la creatividad sirve para mantener lejos a los pájaros del jardín…

Foto: Starting our kitchen garden (Flickr)

powered byDisqus