La polémica fibra de cáñamo

Hay quienes consideran el cáñamo como una de las telas más eficientes, por su resistencia, textura, la facilidad para teñir, lo económico del cultivo, entre otros datos. Para muchos es una tela demasiado dura y de apariencia poco trabajada. Además de su valor textil está el hecho de que es fibra de Cannabis sativa.

Foto

Para comenzar la planta del cáñamo es parte de la historia de la humanidad hace 8000 años. Hay registros de us uso en China desde entonces. En España era una fibra textil de amplio uso en la industria del vestuario, en la fabricación de velas para navegación y cuerdas, esto entre el siglo V y el XIX. Hoy sigue siendo muy usada por su resistencia a la humedad y a las variaciones climáticas.

La complicación para cultivar cáñamo se dio en los años 30, del siglo XX, a raiz de la fuerte competencia que surgió entre el cáñamo y el nylon en la era industrial. En esta época se comienza la confusión entre los cultivos de cáñamo para tela y la producción de marihuana como sustancia estimulante prohibida en la sociedad.

El cáñamo se puede utilizar como fibra textil, como celulosa para hacer papel, como biocombustible, como material aislante y piezas plásticas y  textiles en automoviles de marcas como BMW o Audi. Sus semillas tienen un alto valor proteíco de hasta un 34%, es rica en ácidos grasos esenciales como el Omega3 y el Omega9. Se la considera una de las plantas más completas a nivel nutritivo. Además, una hectárea de cáñamo produce el doble que una de algodón y no requiere la cantidad de químicos y pesticidas que generalmente se utilizan en los cultivos de fibras textiles.

Pareciera que ya es hora de que se reincorpore con derecho propio esta fibra milenaria de usos tan variados y nobles, como el vestuario y el reemplazo a la celulosa de árboles.

powered byDisqus