Plantas para cultivar y comer: La betarraga

Las primeras betarragas consumidas, se cosechaban por sus hojas, la raíz, que hoy es más popular que las hojas tiernas, se conocía como medicina contra los dolores de cabeza y de muelas. Todavía hoy se la reconoce por aliviar cefaleas. Ahora se está estudiando las propiedades anticancerígenas de la betarraga. Por otra parte se afirma que tiene muchos minerales, entre ellos el potasio, que apoya el sistema nervioso y cardíaco sobretodo. Se puede consumir cruda o cocida, para cocerla lo mejor es no pelar las betarragas.

La betarraga (Beta vulgaris), de la familia Chenopodiaceae, como la Quinoa y la Espinaca. Se sabe de las primeras plantas cultivadas en Asia Menor y el Mediterráneo. Es una planta que se da con facilidad en suelos bien drenados, para que haga buena raíz y se puede sembrar todo el año.

Cultivo de la betarraga: Sembrar directo a la tierra en hileras con una distancia de 50 cm entre cada una y de 10 cm entre cada planta. Luego de 90 a 120 días podrían estar listas para la cosecha. Para que tengan una idea  de las proporciones, 12 kilos de semilla de betarraga (en siembra directa) alcanzan para una hectárea. No requiere demasiado riego.

Les recomendamos comer algunas hojas a medida que la planta crece, no todas pues las raíces como la zanahoria y la betarraga se alimentan desde ellas también.

La foto muestra una variedad heirloom (antigua) hoy llamada Chioggia o Anillos de dulce.

Link: Vuelve a lo natural

powered byDisqus