La albahaca: Útil en la cocina, la medicina y la belleza

(cc) rayis

Estamos en temporada de albahaca. Esta planta herbácea anual aromática tiene como componentes activos el cineol, linanol, estragol y el eugenol. Sus propiedades son muchas y muy variadas, por lo que se ocupa tanto en la cocina como en la medicina natural.

La verdad es que pensé buscar sus propiedades sólo por lo sabrosa y aromática que es, pero terminé encontrándome con que esta planta es una verdadera farmacia vegetal, seguramente por esto era considerada una planta sagrada en India, su lugar de origen.

La albahaca se puede consumir fresca o seca, en infusiones, cocimientos, pomadas, tinturas, jarabes y jabones, entre una gran variedad de cosas.

Algunas de sus propiedades son:

  • Combate la depresión, el agotamiento, el insomnio y la jaqueca
  • Es digestiva y diurética
  • Disminuye los estados febriles
  • Es antitusiva y muy efectiva contra la faringitis y la laringitis
  • Calma irritaciones cutáneas y el acné
  • Tiene un efecto sedante y anti inflamatorio
  • Es cicatrizante, analgésica y antiséptica

Para los resfriados, la depresión, el agotamiento, el insomnio y los problemas digestivos se puede tomar como infusión. Para prepararla pon 10 gramos de tallos y hojas en un litro de agua a punto de hervir, déjalo reposar unos minutos y endulza con miel. Se bebe una taza diaria durante dos semanas.

También se puede hacer un cataplasma para combatir las infecciones en la piel y el acné. Para esto se dejan macerando 30 gramos de hojas frescas en agua por unas seis horas, luego se le agregan dos cucharadas de polenta o sémola y se envuelve en una gasa. Se aplica directamente sobre la piel.

Además puedes hacer gárgaras con el agua de la cocción para curar heridas o inflamaciones bucales y combatir el mal aliento. Otro uso interesante es como tónico capilar, se hacen fricciones en el cuero cabelludo con una infusión de hojas secas para fortalecer el pelo y evitar su caída.

La albahaca es muy apropiada para cultivar en casa, en suelos húmedos, ricos y con buen drenaje. Hay que plantarlas en cuando ya no haga frío, por que no lo tolera, y podarla cada dos o tres semanas para estimular su crecimiento. Y si tienes alguna plaga de insectos en tu jardín no te preocupes, la albahaca se encargará de ahuyentarlas.

Para almacenar las hojas y hacer que sus propiedades duren más, puedes secarlas dejándolas en un lugar ventilado y oscuro y luego almacenarlas en un frasco de vidrio. Y si las quieres frescas, también puedes congelarlas.

Links:
La albahaca medicinal (Todomedicinaalternativa.com)
La albahaca, una planta muy aromática (Plantasyhogar.com)
Albahaca (Medicinasnaturistas.com)

powered byDisqus