Diseño sustentable con botellas de plástico

Las botellas de plástico tardan entre 100 y 1.000 años en descomponerse, la razón por la que estos envases demoran tanto tiempo en reintegrarse a la tierra, es que están hechas en su mayoría de tereftalato de polietileno, un material duro de roer por los microorganismos del suelo. Sólo las botellas de agua producen en Estados Unidos 1,5 millones de toneladas de desperdicios de plástico al año, cantidad que requiere 178 millones de litros de petróleo para su producción.

¿Qué hacer con ellas entonces?

Hay varios diseñadores que han desarrollado ideas novedosas reutilizándolas, es decir, trabajando el material en bruto, sin derretirlo ni quemarlo, sólo haciendo algunos cortes o dejando la botella tal cual.

Lámparas, soportes de mesas y maceteros: la diseñadora chilena Sofía Montero creó la línea de productos ADNpet. Ella utiliza las partes inferiores y superiores de las botellas para crear lámparas, pantallas, soportes de mesas, fruteros y maceteros. Cada pieza está unida sólo a través de remaches, así da vida a objetos simples, atractivos y sobre todo útiles.

Sillas: el diseñador polaco Pawel Grunert, creó esta silla fabricada con botellas de agua y un soporte de alambre de metal. También puedes hacer tu propia silla como muestra esta Web de reciclaje brasileña. Sólo necesitas 40 o 50 botellas de dos litros y cinta adhesiva.

Percheros: ¿Dónde colgar las camisas y los trajes cuando viajamos? Rethink Concepts creó estos ganchos que se complementan con un par de botellas vacías. Por el poco espacio que ocupan son ideales para guardar en una maleta o bolso.

Cortinas: la diseñadora Michelle Brand usa bases de botellas para crear delicadas cortinas que se pueden usar a modo de visillo o como separador de ambientes. También fabrica lámparas y guirnaldas de flores. Sus objetos son auténticas obras de arte.

Juguetes: las botellas plásticas vacías son ideales para construir barcos y catamaranes de juguetes por su capacidad de flotar. Solar Bottle Boats permite no sólo reutilizarlas, sino también aprender de energías alternativas, porque funciona gracias a un panel solar ubicado en su superficie. El catamarán, en cambio, lo hace mediante la acción de una hélice conectada a unas pilas. Sólo necesitas atornillar un par de botellas y listo, ya tienes tu nave.

Estuches, monederos y estantes: la marca suiza Recycline ofrece todo tipo de productos hechos de botellas, incluso relojes de arena.

powered byDisqus