Propóleo: una manera sana y natural de combatir el resfrío

(cc) mueregusano

En algunas partes del mundo recién comienza el invierno y en otras es verano. Estén en el lugar en el que estén, no hay nada más desagradable que enfermarse cuando uno menos lo espera -o lo necesita-. Y si el resfrío/gripe/influenza nos bota a la cama, aún peor, porque algunos -como yo- empezamos a automedicarnos con aspirinas, vitaminas C, miel con limón y todos los remedios caseros habidos y por haber.

No hace mucho tiempo, conocí el propóleo, una sustancia que las abejas obtienen de las llemas de los árboles y que y que luego procesan en su colemena, y debo decir que cuando andaba con dolor de garganta -por lo general primer síntoma de que algo no anda bien en el cuerpo- me aplicaba un spray de esta sustancia en la boca y me aliviaba un poco el dolor. Fue en una tarde de trabajo, en la que debía entrevistar a la dueña de un restorán/tienda vegetariana que me topé con las cápsulas de propóleo con vitamina C. Yo precisamente llevaba alrededor de dos semanas con un resfrío que se iba y volvía. Viviana, una de las dueñas, me contó que ella llevaba un buen tiempo tomando esas cápsulas y que en un año no se había resfriado NUNCA. No lo dudé ni por un minuto y me compré un frasco.

Hay que aclarar también, que dichas cápsulas funcionan también como forma de protección contra el resfrío. Uno debe tomárselas aunque no esté enfermo y de esta manera evitará el virus, porque sus defensas estarán fuertes.

Debe haber pasado alrededor de unos 10 días que compré dicho frasco y la verdad es que me he sentido muy bien. Incluso en mi casa, más de la mitad están agripados y yo puedo decir sonrientemente que no lo estoy.

Aguante el propóleo, una forma sana y natural de combatir el resfrío.

powered byDisqus