No más jaulas para las gallinas ponedoras en la Unión Europea

A partir del primero de enero de este año es ilegal el uso de jaulas diminutas en las granjas productoras

Vienen mejores días para las gallinas ponedoras, al menos en la Unión Europea. El cambio comenzó en Inglaterra donde recientemente la última gallina de criadero fue reubicada antes de que entrara en vigor una ley que tomó dio un período de gracia de 12 años a los productores para cambiar la manera en que manejan sus granjas.

A partir del primero de enero de este año, el uso de jaulas en criaderos de gallinas ponedoras está prohibido en los países que pertenecen a la Unión Europea - aunque algunos aún se resisten a adoptar la medida.

La medida propone que se utilice cualquier sistema que mejore la calidad de vida de la gallina, ya sean jaulas lo suficientemente grandes como para que puedan estirar sus alas y moverse con libertad o espacios libres con áreas especiales para depositar sus huevos.

Al inicio, las jaulas en batería representaron una gran opción para los granjeros pues delimitaba muy bien el espacio en que podía estar una gallina, reducía los problemas de contaminación por los desechos fecales de las mismas y permitía que fuese más rápida la recolección de huevos. Claro que en ese entonces solo había una gallina por jaula, no varias que contrabajo pudiesen moverse y sufriesen completo estrés sin la posibilidad siquiera de estirarse o caminar.

Enhorabuena por la Unión Europea, ojalá que los países americanos puedan imitar esto pronto y por fin queden atrás los días de miseria que le propinamos a uno de los animales que produce un alimento tan rico e importante.

Fuente: European Union Bans Battery Cages for Egg-Laying Hens (Food Safety News)

powered byDisqus