Una jaula electrificada ayuda a reconstruir un arrecife en Indonesia

El pequeño voltaje que liberan las jaulas estimula el crecimiento y proliferación del coral

Normalmente por culpa del humano y su intervención torpe en el medio ambiente, los ecosistemas pierden su equilibrio natural y las especies se ven amenazadas.

En esta ocasión es un poco diferente: un invento humano está ayudando a regenerar un ecosistema natural y contrarrestar otras amenazas, como la contaminación, la sobrepesca, el aumento de la temperatura de las aguas y algunos desastres naturales.

En las costas del norte de Bali, en Indonesia, un proyecto que comenzó en el 2000 ha resultado ser altamente efectivo. Sumergieron unas estructuras de metal electrificadas, a las que llamaron "the crab", y además de que han fungido como soporte y refugio para las especies de las aguas turquesas de esa zona, el pequeño voltaje que liberan las jaulas estimula el crecimiento y proliferación del coral.

Según los científicos, lejos de ser peligrosa, la carga de electricidad ayuda a los corales a crecer de 2 a 6 veces más rápido que en cualquier otra superficie.

El responsable de este proyecto es un australiano de origen alemán llamado Rani Morrow-Wuigk, quien probó este experimento primero en acuarios y donde observó los efectos benéficos de esta técnica a la que han bautizado "Biorock".

Al inicio solo se contaba con 22 jaulas pero ahora hay casi 60 en la bahía de Pemuteran. Gracias a ellas la vida en el coral se recupera poco a poco y junto con ella se levanta el turismo; así que no solo gana el medio ambiente.

Esperemos que este tipo de estrategias sean atractivas para otros gobiernos para comenzar a rescatar las zonas marinas que más lo necesitan.

Aquí un video de cómo se ve la zona restaurada.

Ver en YouTube

 

Fuente: Electrified Cages Revive Near-Dead Corals (Tree Hugger)

powered byDisqus