¿Sabes cuál es el costo ecológico que hay detrás de la factura de una hamburguesa de carne?

Una investigación de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido, demostró que todo el proceso de la hamburguesa, desde la vaca, hasta cuando está servida en la mesa la hacen ser el alimento con mayor huella de carbono del planeta.

Científicos ingleses han postulado que las emisiones de carbono que genera al rededor de la producción de hamburguesas, se reduciría a la mitad si todo Inglaterra cambiara su dieta por hamburguesas vegetarianas.

Una investigación de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido, demostró cual es el verdadero impacto que provoca todo el proceso de la hamburguesa, desde la vaca, hasta cuando está servida en nuestro plato.

Nick Hewitt, de la Universidad de Lancaster y Mike Berners-Lee, de Consultoría Small World, fueron los expertos a cargo de realizar esta investigación, la cual calculó que entre todos los alimentos, el queso y la hamburguesa de carne son los que más utilizan gasolina y por lo tanto tienen una mayor huella de carbono.

Las altas emisiones de debían principalmente al metano a partir de la rumia, los purines, el estiércol de corral y el óxido nitroso de los fertilizantes. Todos elementos esenciales para crear una hamburguesa.

Frutas, verduras, carne, vinos, bebidas... todos los alimentos tienen un costo medioambiental y acentúan el efecto invernadero, tanto en su transporte, como en su producción. El informe de Lancaster constató cual era en número de emisiones en 61 diferentes alimentos.

Según concluyó el estudio:

"La carne tiene una huella de carbono (proporcional a una caja) de 17 kg.; El queso tiene 15 kg.; Carnes cocidas 11 kg por kilo, con tocino al 9 kg. Las verduras exóticas y las setas son altos (9 kg), en gran parte debido a los costos de calefacción de carga y en invernadero. Por el contrario, frutas y verduras cultivadas sin calefacción artificial y que fueron enviados al Reino Unido por vía marítima, tienen bajas emisiones. El vino tiene una huella de carbono de 2 kg por kilogramo, y las patatas, las manzanas, la leche, el pan y los cereales son menos de 2 kg."

Las producciones de alimentos provocan significativos daños a el planeta, los cuales se pueden reducir si se toman las decisiones correctas, como conformarse con las frutas y verduras de estación o buscando alternativas de alimentos que no recorran grandes distancias para llegar a nuestra mesa.

Fuente: Research Reveals the True Cost of a Burger (Science Daily)

powered byDisqus