La estación del árbol desnudo llega con la conjunción de Venus con Júpiter

Los equinoccios se producen en las mismas fechas tanto para el Hemisferio Norte como para el Sur, de modo que cuando para el Hemisferio Sur se produce el equinoccio de otoño, para el Hemisferio Norte corresponde el de primavera.

La Alameda de Talca, ciudad del centro sur de Chile, se convierte en una alfombra de hojas en tono sepia. Ese crujir que a cualquier obsesivo compulsivo lo deja deseando más, y ese frío que comienza a vestirnos con largos abrigos, nos desencadena el otoñal efecto de nostalgia.

Los brebajes tibios, los platos contundentes, en donde las legumbres son las reinas, y un buen libro al atardecer. Los cines llenos bajo la lluvia, además de los paraguas que comienzan a abrirse para colorear el sombrío que se apodera cuando el sol comienza a alejar sus rayos. Es el otoño, que arribó al hemisferio sur, mientras que en la otra mitad del mundo, ha comenzado la primavera.

Cuando el Sol en su movimiento sobre la superficie terrestre, alcanza la línea del Ecuador, los rayos solares caen en forma perpendicular sobre la Tierra, lo que origina que la luz día tenga la misma duración que la noche, conociéndose con el nombre de “Equinoccio” o noche igual. Este fenómeno astronómico ocurre dos veces en el año; en marzo y en septiembre y marca la llegada de un a nueva estación.

Los equinoccios se producen en las mismas fechas tanto para el Hemisferio Norte como para el Sur, de modo que cuando para el Hemisferio Sur se produce el equinoccio de otoño, para el Hemisferio Norte corresponde el de primavera y viceversa, dependiendo si la dirección del movimiento aparente del Sol sobre la Tierra es de Sur a Norte o de Norte a Sur.

En Chile, la llegada del Otoño fue a las 2 de la madrugada con 14 minutos, y coincide con la conjunción de los planetas Venus y Júpiter que podrá ser apreciada con mayor intensidad esta noche de martes.

Dos puntos extremadamente cerca podrán verse en el cielo, siendo hoy su mayor grado de acercamiento: 3º grados. Los dos planetas se han ido acercando cada vez durante el último mes en su movimiento a través de sus respectivas órbitas, y ahora pueden verse lado a lado, estrechamente alineados.

El evento astronómico no volverá a verse , aunque sucede cada trece meses, puesto que ocurrirá de día hasta junio de 2015, así es que preparate para observar el prodigio del cosmos en donde todo lo bello y deseable que encarna Venus, se une con  la sabiduría y la felicidad verdadera de Júpiter. ¿Cómo no tener un hermosos día aunque Perséfone haya sido capturada por Hades?

Fuente:

Esta madrugada llega el otoño al Hemisferio Sur (Soy Chile) 
Bases Astronómicas "Es sistema Solar y los Planetas" (Los Arcanos)

 

powered byDisqus