La seda de las arañas y su posible uso en la electrónica

Cuando la mayoría de la gente encuentra un computador cubierto de telarañas, buscan rápidamente la forma de limpiarlo. En el futuro eso podría cambiar.

Un grupo de investigadores descubrió que la seda de las arañas conduce el calor con mayor eficiencia que casi cualquier otro material sobre la Tierra, lo que significa que un día podría ser usada como componente de los artículos electrónicos.

Si se hace trabajar demasiado a un computador, éste se puede sobrecalentar y detener su funcionamiento. Para evitar que esto ocurra, tu computador, como cualquier otro artículo electrónico, está construido con componentes que eliminan el calor lo más rápido posible. En términos generales, los materiales orgánicos son bastante malos en la disipación del calor, por lo cual no se usan para atar cables o recubrir el interior de un PC. Pero gracias a este descubrimiento todo podría cambiar. Realizado por un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Iowa, el equipo demostró que la seda tomada de las telarañas de la Nephila clavipes (o tejedora dorada) podía conducir el calor unas 800 veces mejor que cualquier otro material orgánico.

¿Puede esta propiedad de la telaraña competir con los materiales inorgánicos?

De acuerdo con el investigador jefe del proyecto, Xinwei Wang, sí. El equipo mostró que la seda era capaz de conducir el calor a una velocidad de 416 Watts por metro Kelvin. Para tener una referencia, la piel humana conduce el calor a la mísera velocidad de 0,6 W/m-K; y el cobre a una velocidad de 401 W/m-K.

Al comparar la seda con el cobre -uno de los materiales más utilizados en la disipación de calor- la seda de araña gana. De hecho, cuando los investigadores compararon la seda con productos reconocidos por su capacidad como conductores térmicos -como el silicio aluminado y el hierro puro- la seda de araña los venció a todos. Según Wang, los diamantes y la plata con los únicos materiales que se comportan mejor que la seda.

Los investigadores creen que el secreto de la conductividad de la seda puede tener algo que ver con la estructura molecular única que posee, compuesta de duros segmentos cristalinos y otros dinámicos y elásticos.

Al entender la arquitectura microscópica de manera más precisa, Wang y sus colegas creen que se puede llevar la conductividad térmica  de la seda de arañan aún más lejos, con aplicaciones en todas partes desde productos electrónicos y ropa para ambientes cálidos, a vendajes que mantengan frescos a los pacientes.

Fuente: Spider silk could be the secret ingredient in tomorrow’s electronics (io9.com)

 

powered byDisqus