Cómo crecen las tortugas laúd

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) come medusas y casi nada más, pero crece hasta pesar 640 kilogramos y es capaz de migrar miles de kilómetros.

Imagina comer nada más que gelatina durante toda tu vida. Esta no es la fuente más rica de alimento y se podría esperar que un animal con un menú así sea pequeño y débil. Pero nos equivocamos en nuestras presunciones.

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) come medusas y casi nada más, pero crece hasta pesar 640 kilogramos y es capaz de migrar miles de kilómetros.

¿Cómo puede esta gigante marino subsistir con esta dieta tan etérea? La pregunta no es fácil de responder. Las tortugas laúd se alimentan muy por debajo de la superficie del océano y las medusas que constituyen su dieta se encuentran en grupos densos pero escasos.

Susan Heaslip, de la Universidad de Dalhousie en Canadá, hizo un seguimiento de las tortugas laúd añadiendo pequeñas cámaras de vídeo a los caparazones de 19 especímenes.

Los animales se movieron hacia la costa este de Canadá, lugar donde se reúnen en grandes números en el verano. Las cámaras grabaron de forma continúa por unas cuantas horas mientras Heaslip las seguía mediante GPS desde el aire. Cuando las tortugas salieron a la superficie, la investigadora recuperó las cámaras y se vio que estas gigantes marinas -por lo menos en Canadá- se alimentan principalmente de largas especies de medusas que alcanzan varios centímetros de diámetro.

A pesar de que los tentáculos de las medusas están llenos de células urticantes, las laúd se los tragan sin problemas. Sus labios con afilados ganchos en punta agarran la medusa, mientras que espinas en su boca y garganta previenen que la víctima se escape.

Una medusa puede ser relativamente baja en nutrientes, pero la tortuga laúd crece debido a diversos factores. Para empezar, los ataques de una tortuga nunca fallan. Mientras que las gacelas regularmente se escapan del ataque de un león, las medusas nunca logran evadir el ataque de una laúd hambrienta. Con tasas del 100% de éxito, lo único que estas tortugas deben hacer es encontrar su presa, lo cual es fácil. La medusa "melena de león" se encuentra en grandes cantidades en las aguas veraniegas canadienses, por lo que en su buceo una tortuga laúd se encuentra con un par de ellas a cada minuto.

Otro punto es que las medusas no son rápidas, por lo que toma sólo 22 segundos atrapar una y un minuto devorarla. Las tortugas pueden tragar docenas en una rápida sucesión, sin dejar nada en el camino.

Heaslip estima que durante los meses de verano las tortugas comen alrededor del 73% de su propio peso todos los días, llegando a las 16.000 calorías. Eso equivale a alrededor de tres a siete veces más de lo que realmente necesitan para sobrevivir. Los excesos del verano le permiten aumentar drásticamente su peso corporal (como a muchos que conozco..jejeje) antes de emprender el largo viaje para encontrar lugares de apareamientos en aguas subtropicales. Son 9.000 kilómetros de viaje gracias a las más improbable de las dietas.

La investigación de Heaslip, Iverson, Bowen & James. 2012. Jellyfish Support High Energy Intake of Leatherback Sea Turtles (Dermochelys coriacea) se puede encontrar en PLoS ONE.

Fuente: How leatherback turtles grow huge on a diet of jelly (Discovery Magazine)

powered byDisqus