Los alimentos que no debes comprar en el supermercado

Debes tener mayor ojo cuando hagas tus compras, para que reprimas ese hábito irrefrenable de consumo. Saldrás ganando.

Cuando vamos con hambre y dinero al supermercado, lo más probables es que a nuestro carro le salgan varices. Echamos lo que se nos ocurre, y además nos tentamos con cualquier producto, sobretodo si la marca es nueva o hemos visto recientemente una propaganda en la televisión.

Es por eso que debes tener mayor ojo cuando hagas tus compras, para que reprimas ese hábito irrefrenable de consumo. Hay compras que es preferible hacer en otras partes:

  1. No compres ensaladas envasadas: Son mucho más caras que si compras las verduras y hortalizas en la feria, vega, u otro lugar que las traiga directamente desde las chacras y cultivos. Además, estarán mucho más frescas, y sin químicos que preservan las ensaladas.
  2. Aléjate de las comidas precocinadas: Además de ser más caras, tienen muchos menos nutrientes, y son menos sabrosas. Puedes demorar 15 minutos preparando un plato casero que te permite ahorrar entre un 20% y 30% de dinero.
  3. Hazle el quite a las salsas, calugas y saborizantes: Además de contener un montón de químicos, tener un sabor sucedáneo al natural, es entre tres y cinco veces más caro que prepararlo en casa. Machacar un diente de ajo, rayar una zanahoria, cortar en cubos un pimentón, agregar plátano o frutilla a la leche, hacer una mayonesa, es más rápido de lo que crees, y mucho más saludable.
  4. Agua embotellada, una siutiquería: ¿Te gusta juntar plástico? Si no te interesa coleccionar botellas, ni ser un productor de basura, compra filtros de agua para quitarle al agua potable todos los residuos. Es más económico y ecológico, aunque comprar agua te de algo de status.

Vía: Yahoo! 

 

 

 

powered byDisqus