México: Construyen muestra de casa sustentable, fabricada con botellas PET

Científicos del Instituto Politécnico Nacional diseñan y construyen una casa sustentable en el Bosque de Aragón, a partir de botellas de PET.

En la zona nororiente de la Ciudad de México se encuentra ubicado el Bosque de Aragón, segundo "pulmón" de la capital, pues tiene una extensión de más de 162 mil hectáreas. Después de años de abandono por la inseguridad que ocasionaba la falta de vigiliancia y mantenimiento a la zona, actualmente se realizan  labores de rehabilitación en este lugar.

Como parte del rescate del Bosque, el Instituto Politécnico Nacional está participando con varios proyectos dentro del bosque. Uno de ellos es la llamada "Casita sustentable", que es una muestra de casa elaborada con diversas ecotecniaas.

Fue creada por el ingeniero Ricardo Ramses Sánchez Rey y la profesora Blanca Estela Gutiérrez Barba, del (IPN), quienes contaron con el cofinanciamiento del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF). El objetivo de diseñarla fue generar conciencia principalmente entre los niños y jóvenes, para que se conozcan de cerca distintas acciones ecológicas que pueden realizar en su vida diaria.

Lo interesante de esta casa es que está fabricada con materiales de desecho. Tanto las cuatro paredes como las ventanas, están elaboradas a base de botellas de polietileno (PET ) unidas con mortero; lo que permite que sean resistentes y ayuden a nivelar la temperatura en el interior de la casa, además de filtrar la luz solar en las ventanas. La pintura que se utilizó para recubrir las paredes es casi libre de compuestos químicos, y elaborada a base de cal.

Cuenta además con una techo de dos aguas, donde uno de los lados tiene una celda solar que genera la electricidad para iluminar la casa, y el otro lado del techo alberga una azotea verde, donde las macetas permiten un aislamiento térmico.

Todo el contorno del techo tiene pequeños canales, que conforman un sistema de captación de agua pluvial, es decir, captan el agua de la lluvia y la dirigen hacia una cisterna, pasándola en el camino por un proceso de filtración de tres pasos donde finalmente esa agua se utiliza para el tanque del baño.

La casita se está utilizando para ofrecer pláticas e información a los visitantes sobre el cuidado del medio ambiente, el ahorro de agua, y otras acciones que puedan implementar en sus propios hogares, como el reciclaje, o la elaboración de composta.

Durante la pasada Muestra de Proyectos Ambientales en tu Ciudad, se dieron a conocer los resultados de un estudio que se realizó con esta casita para comprobar los beneficios ambientales del uso de muros de PET contra los beneficios que tienen los muros convencionales de ladrillo.

La conclusión a la que se llegó es que la llamada "casita sustentable" lo es sólo como forma de aprovechamiento de residuos PET, pero no lo es si hablamos de producir botellas para la elaboración de muros; pues su fabricación es sumamente agresiva con el ambiente debido a los impactos generados por la extracción de la materia prima y fabricación, además de que el consumo de botellas PET por parte de la población es alto.

El mensaje es claro: reutilizar el PET es ambientalmente benéfico, pero siempre será mejor reducir su generación.
De cualquier forma, resulta interesante saber que propuestas de este tipo se llevan a cabo en diversas partes del mundo, y ojalá en un futuro cercano, podamos contar con ecotecnias como estas cada vez más al alcance en nuestros hogares.

Fuente:     Salvan el segundo pulmón de la urbe, el Bosque de Aragón (El Mercurio)

powered byDisqus