México: ¿Ecología y economía? Un paseo por la sala de Desarrollo Sustentable en el Museo Interactivo de Economía

En Veoverde acudimos a entrevistar al Museo Interactivo de Economía y recorrer su nueva sala enfocada al cuidado de la naturaleza, llamada Desarrollo Sustentable: Economía, sociedad y naturaleza. ¡Acompáñanos a conocerlo!

¿A qué ritmo aumenta la población mundial cada segundo? ¿Cuál es la propia huella ecológica? ¿Cuántos litros de agua se ocupan para producir algunos de los objetos que usamos diariamente? ¿Cuántas especies en México se encuentran amenazadas de extinción? ¿Cuánta energía eléctrica consumimos en el planeta? ¿Cómo se hace una azotea verde? ¿Qué pasa con los envases al desecharlos en la basura? ¿Qué problemáticas tiene México y cuáles tiene todo el planeta en temas de medio ambiente?

Todas estas preguntas y muchas más pueden responderse en el Museo Interactivo de Economía, ubicado en la Ciudad de México. Este lugar se ha consolidado como un espacio donde el público puede aprender sobre la administración de sus finanzas, economía mundial y sociedad. Y desde finales del año pasado, este museo también decidió dar espacio a la Naturaleza en sus instalaciones, pues la relación entre las actividades económicas del ser humano y el planeta tierra, es innegable.

Por ello, se convirtieron en los pioneros en el país en inaugurar una sala permanente que aborda temas de ecología desde un enfoque relacionado con la economía. La sala lleva por nombre “Desarrollo Sustentable: Economía, sociedad y naturaleza”, y en ella acercan al público al concepto de sustentabilidad, al promover la búsqueda de un balance entre las decisiones económicas, el bienestar de la sociedad y el cuidado del planeta. El desarrollo sustentable busca, según el objetivo del museo, satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro.

Así, en Veoverde acudimos para entrevistar al MIDE y recorrer esta sala, en la que términos como cambio climático, megadiversidad, huella de carbono, impacto ambiental, entre muchos otros, se vuelven sencillos de entender para niños y adultos por igual, a través de 18 juegos interactivos con contenido multimedia, muchos de ellos en pantallas táctiles, además de diversos videos y talleres.

 

Incluso cuentan con un mural, realizado en la colaboración con el Archivo fotográfico de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), donde a través de una sobreposición de capas fotográficas, muestran un colorido collage de las especies que existen en México, que es además una experiencia sensorial con sonidos y vibraciones.

 

Además de la sala, en el patio interior del museo se proyecta todos los días el documental: Capital Natural de México -realizado en coproducción con la Conabio-  que a través de una experiencia multimedia muestra el estado actual de los ecosistemas del país, es decir, cómo los seres humanos hemos devastado la naturaleza y el peligro al que nos acercamos de no tomar las medidas necesarias para convertirnos en ciudadanos responsables. Así, en este espectáculo se dan a conocer los ecosistemas y la diversidad biológica del país, cómo han cambiado en los últimos cincuenta años, y cómo han afectado a la población mexicana.

 

Incluso cuentan con talleres como “Vigila la etiqueta”, en el que puede conocerse más de cerca lo que hay detrás de los productos que consumimos, o “Expedientes secretos verdes”, para conocer el daño ecológico que causan algunos productos, “Huertos urbanos” para aprender lo básico para sembrar plantas comestibles en casa, y “Foro de cambio climático” donde a través de representar diferentes países en equipos, deben tomar decisiones para cambiar sus políticas sobre el tema del calentamiento global.

 

También han comenzado a buscar una congruencia entre lo que muestran en la sala y la organización y uso de recursos naturales del museo: las paredes de algunas partes de la sala están hechas de acero reciclado, las mamparas, de un material conglomerado con fibras de madera y resinas, que es poco contaminante. Al respecto del recibimiento que ha dado el público a esta sala del museo, en entrevista, nos revelaron que ha sido la sala preferida de los visitantes, ya que explica de una manera sencilla y divertida temas que son de actualidad y escuchamos en todas partes.

 

Si aún no han tenido la oportunidad de visitarlo ¡Conózcanlo! Se encuentra en la calle de Tacuba 17,  esquina con Bolívar, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

*[Fotografías cortesía del Museo MIDE -a excepción de fotografía "Capital Natural"- tomada de Cuartoscuro]

powered byDisqus