¿Cómo sé si mi perrita está preñada?

Si deja de comer con entusiasmo, tiene flujo vaginal, anda desganada y es violenta con los otros animales de la casa (nunca con sus amos), de seguro que estamos frente a una futura madre.

Aun no hemos podido operar a mi perrita Anastasia. Cuando ésta entra en celo tratamos de que no se cruce (no siempre), pero nunca lo hemos logrado, ya que su inteligencia y fuerza aumentan un 200% y siempre logra escapar y salirse con la suya. Nos ha tocado pillarla infraganti con el perro de la casa o con algún otro can vecino, pero otras veces no sabemos a ciencia cierta cuales fueron sus pasos, entonces ¿cómo notamos si nuestra perra ya está embarazada? No hay que ser un veterinario experto, al igual que los humanos las perras cambian mucho su personalidad, mucho antes que se manifiesten los cambios físicos.

Si tu perra en celo se escapa y vuelve sucia, mal oliente y muy cansada, es muy probable que ya seas abuelo. Sin embargo, también es posible que no se haya concretado el acto. Cuando observes a tu regalona los días siguientes a su celo hay varios puntos claves para conocer su condición: si la notas "más gordita", esto no quiere decir siempre que ésta espera perritos. Pero si deja de comer con entusiasmo, tiene flujo vaginal, anda desganada y es violenta con los otros animales de la casa (nunca con sus amos), de seguro que estamos frente a una futura madre. De todos modos, no todas las perras reaccionan de igual manera. Un buen amo sabrá distinguir si su mascota anda extraña.

A las pocas semanas las perras preñadas muestran un aumento en la aureola y tamaño de las mamas, desde la mitad del embarazo el estómago de la perra irá abultándose cada vez más. Cuando se acerca la fecha de dar luz nuestra perrita empezará a cavar y rasguñar para hacer nidos en lugares muchas veces extrañísimos. Tenemos que dejar que ésta lo haga, son sus instintos heredados de los lobos. Algunos les hacemos unos nidos dignos de una clínica de primera clase, pero ellas igual buscarán otro sitio más íntimo y sucio, que no siempre es seguro. Ojo con eso.

El mejor consejo es asesorarse por un veterinario, pero no todos tienen los recursos para pagarlos, ni viven en lugares donde las municipalidades se encargan de estos casos. Cuidar a una perrita preñada es muy fácil por que ellas hacen casi todo, de todos modos tienes que preocuparte mucho por su alimentación, especialmente una vez que alumbran ya que los cachorros la dejarán en los huesos rápidamente. La noche del parto (casi nunca los tienen de día) tendrás que desvelarte pues los perritos, que van naciendo cada media hora, muchas veces quedan lejos de los demás y mueren de frío u aplastados. Fíjate de que estén todos muy cómodos, sin tomarlos a cada rato, pues tu perra se parará para quitarte el cachorro pisoteando a todos los demás. Lo mejor que puedes hacer es darle mucho cariño a tu perrita, ella se encargará de comerse el cordón, la placenta y limpiar a los bebés.

Si los perritos no son de raza serán muy difíciles de vender. No los regales rápidamente a cualquiera, cuando son cachorros todos los quieren pero cuando crecen podrían ser infelices, así que busca familiares, amigos y gente conocida que sabes cuidarán mucho de los cachorros.

Cuando tu perra tenga muchos partos encima lo mejor es operarla, y si se cruza encárgate del futuro de la camada.

 

Fuente: Cómo saber si su perra está embarazada (Animales)

powered byDisqus