Haz tu propio suavizante de ropa en solo 3 pasos y ayuda al medio ambiente

Fabrica tu propio suavizante mucho más eficiente barato y ecológico.

Si quieres tener tu ropa como una seda, ahorrarte unos pesos, proteger la salud de tu bebé y aportar al planeta lee con atención el siguiente tutorial.

Hacer tu propio suavizante casero es muy fácil y barato, pero primero necesitas conseguir estos materiales:

  • -2 tazas  de agua
  • -1  taza  de vinagre
  • - 1/3 de taza de Bicarbonato sódico
  • -Aceite esencial con tu aroma favorito (un poco)

* Si quieres suavizante para una carga de ropa, fíjate que la medida de agua y vinagre es siempre 2 x 1.

Paso 1: Mezcla las 2 partes de agua con el vinagre blanco en un bol o botella de plástico.

Paso 2: Con cuidado y paciencia vierte el bicarbonato en la mezcla, entre más rápido lo eches más espuma hará, así que hazlo muy despacio para no desperdiciar material.

Paso 3: Mezcla unos segundos y agrega solo unas gotitas del aceite esencial para que tus prendas además de suaves queden muy perfumadas.

Este suavizante casero es muy recomendable para las personas con alergia a algunos productos químicos. Se utiliza igual que el tradicional aunque es más recomendable utilizarlo en ropas de colores y oscuras. Además su mezcla cumple otra función, la de limpiar tu lavadora de todas las partículas de detergente y otras suciedades que quedan en los agujeros.

Fuente: Cómo hacer un suavizante para la ropa (Hogar)

 

powered byDisqus