Los animales también tienen conciencia

Tenemos por fin el apoyo y el consenso científico en ver que los animales tienen la capacidad de tener conciencia: los animales no humanos, tanto como nosotros, realizan actividades intencionalmente y no pueden ser reducidos a máquinas con tareas predefinidas.

Durante la conferencia “Conciencia en Animales Humanos y No Humanos” realizada en Cambridge en julio de 2012, un grupo de científicos de varias áreas han declarado que los animales no humanos, en especial mamíferos y pájaros, tienen la capacidad de tener conciencia. Es decir, que sus acciones no pueden ser simplemente consideradas actos animales y que sus sentidos son capaces de alterar la mentalidad del animal. La línea que diferencia al humano del resto de los animales es cada vez más difícil de definir.

Mucho se ha hablado de la capacidad de los animales de sentir, de relacionarse con su ambiente y con sus pares, y más de la potencialidad de realizar tareas mentalmente intensivas. Una increíble cantidad de estudios han tratado de encontrar por qué los humanos tienen el derecho de dirigir al resto de los animales. Infructíferos, estos estudios se ven cada vez más amenazados una vez que entendemos que los animales tienen tanto derecho a la vida como nosotros.

Claramente esto no es algo que nos sorprenda a todos. Desde hace tiempo que los grupos por los derechos animales han luchado por aquellos que no tienen voz para defenderse frente a los humanos. Grandes avances en estas áreas nos han permitido tener leyes que protejan a los animales y su derecho a no sufrir. La mayoría de las personas que nos encontramos en estos grupos hemos entendido desde hace ya tiempo que los animales tienen los mismos conductos para los sentimientos que los humanos.

¿Por qué importan tanto los sentimientos? Porque nosotros entendemos que en nuestras vidas son estos los que nos proveen una vista subjetiva de nuestro ambiente para relacionarnos. Son los que nos indican qué tareas debemos buscar y cuáles evitar; los que nos enseñan a no lastimarnos y a no lastimar al otro. Asimismo, vemos que los animales poseen la misma capacidad y que por tanto su vida se ve alterada si nosotros manipulamos sus sentimientos; y es así que si lastimamos un animal, le empeoramos su calidad de vida.

No tendría que ser necesario hoy en día explicar que el dolor no es placentero, incluso para los animales no humanos. Poco sentido tiene, que se tenga que seguir luchando para que la gente entienda que así como no lastiman a un bebé que no puede hablar, no tendríamos que causar dolor en los animales para que estos puedan vivir una vida sana.

Sin embargo, para el deleite de las personas que luchamos por los derechos animales, tenemos ahora una columna más en la cual apoyar nuestras teorías. Tenemos por fin el apoyo y el consenso científico en ver que los animales tienen la capacidad de tener conciencia: los animales no humanos, tanto como nosotros, realizan actividades intencionalmente y no pueden ser reducidos a máquinas con tareas predefinidas.

Los animales tienen conciencia. Son capaces de sentir y de pensar, aunque quizá de una manera más rudimentaria que la humana, por lo que tienen libertad en realizar acciones y en evitar situaciones dolorosas. Si pensamos que la libertad humana es uno de los pilares esenciales de los derechos humanos, ¿no es la libertad animal uno de los derechos esenciales de los animales? No tenemos derecho a controlarlos. Nadie tiene derecho a quitarles libertad.

De esta manera vemos como, en realidad, uno de los regalos más intensos de esta decisión es que por fin entendemos que nunca vamos a ser capaces de controlar totalmente a los animales. Podemos encerrarlos, podemos lastimarlos, podemos maltratarlos, pero nunca vamos a controlar su conciencia. Nunca jamás seremos capaces de obligarlos a pensar o a sentir; sus mentes siempre van a ser libres por más que restrinjamos sus cuerpos.

La concienca de los animales no humanos es el próximo paso en los derechos de los animales, incluyéndonos a los humanos. Sin embargo, es triste pensar que mientras la humanidad descubre la maravilla de la conciencia animal, los que peleamos por los animales nos horrorizamos por la inconcienca humana.

Link: Tienen conciencia todos los mamíferos, aves y otras criaturas, incluyendo pulpos

Descubren inteligencia superior en las plantas

 

powered byDisqus