Eventos Sostenibles para Ciudades Inteligentes

En la ciudad inteligente, hay tres elementos clave: sostenibilidad, participación y tecnología que serían los atributos que caracterizarían a esa inteligencia.

A priori en una conferencia sobre ciudades inteligentes o Smart Cities puede llamar la atención encontrarse con una charla con un titulo como este: Uso Inteligente de Eventos, pero si se piensa con calma puede que sea todo lo contrario a extraño y debamos empezar a pensar en eventos inteligentes para ciudades y ciudadanía inteligente. Partiendo de esa idea, y entrando en el concepto de Smart City o ciudad inteligente, especialmente sobre el papel que la ciudadanía tiene en esa inteligencia territorial sobre el que se habla en artículos como el de TE HAGO ECO, si pensamos en lo que ampliamente se acepta como la ciudad inteligente, hay tres elementos clave: sostenibilidad, participación y tecnología que serían los atributos que caracterizarían a  esa inteligencia.

Pensemos ahora en el papel que estos tres elementos, sostenibilidad, participación y tecnología pueden tener dentro de los eventos, encontramos como los eventos pueden ser un buen elemento de comunicación dentro de las Smart Cities, pero para ello deberán adquirir el marchamo de inteligentes. Además un hecho importante es que existen fuertes lazos entre los tres elementos, de manera que la tecnología facilita la participación dentro del evento y a la vez determinados aspectos de la sostenibilidad del mismo, por ejemplo la gestión de la movilidad asociada al desarrollo del evento. Por tanto no puede hablarse de tres elementos separados, sino de tres dimensiones de una misma innovación que han de ir de la mano.

Eventos Sostenibles para ciudades inteligentes: la tecnología

El primero de los elementos que deberán incorporar será el componente tecnológico, en un territorio donde la mayor parte de las actividades cotidianas se han automatizado y están gestionadas a través de aplicaciones tecnológicas, los eventos no pueden ser menos, pero sin por ello perder su esencia y su valor comunicativo. Quizás sea de los tres elementos señalados el que ya está encontrando un hueco dentro de los eventos, y la variedad de recursos y apps disponibles para diferentes acciones y funciones dentro de los eventos es amplísima.

No parece que vaya a ser una tarea difícil, se trata de una evolución que está desarrollando la sociedad en su conjunto y por tanto no existen barreras para que en los eventos no vaya a realizarse por igual, lo que si es un reto es que la tecnología no haga que los eventos se despersonalicen o pasen a ser exclusivamente virtuales.

Eventos Sostenibles para ciudades inteligentes: la participación

Por momentos parece que se olvidara que un evento es en esencia una herramienta de comunicación, asistimos a algunos en los que pareciera que el fin mismo es el evento en sí, y no el mensaje que se quiere hacer llegar. Posiblemente las Smart Cities obliguen a replantearse el concepto de evento y su función. Ante la profusión de herramientas de comunicación, el evento deberá destacar por ser el medio idóneo para determinados mensajes, teniendo en cuenta que sin mensaje no hay evento.

 Y a la hora de hacer llegar ese mensaje, las Smart Cities demandan canales que fomenten la proactividad de los asistentes, que ahí si que se convierten en participantes. Esa máxima repetida casi como un mantra de que una experiencia perdura más que un mensaje, sería casi el mejor símil para explicar lo que deben buscar los eventos. En una sociedad hiperconectada e hipercomunicada como la de las ciudades inteligentes, un evento no tiene sentido si no es necesario por el tipo de mensaje a transmitir, que requiera de ese componente experiencial para llegar.

Nuevamente queda clara la complementariedad de los diferentes elementos, puesto que un evento sostenible demanda de la participación activa de sus stake-holders, de la comunidad en la que se desarrolla este evento.

Eventos Sostenibles para ciudades inteligentes: la sostenibilidad

Por suerte es un elemento clave para que una ciudad inteligente adquiera esa denominación de Smart, que desarrolle una estrategia donde la sostenibilidad social y ambiental tiene un papel principal. Por tanto dentro de esa denominación de inteligente se incluye la de sostenible. Y ocurre igual con los eventos, en un escenario en el que la sostenibilidad es un elemento estratégico clave, que la misma no forme parte de los eventos será ir contra corriente. Y si el fin último de los eventos es comunicar, lo menos indicado es hacerlo de esa manera.

Es por ello que lo que ahora puede verse como una novedad, los eventos sostenibles, en una Smart City o bien los eventos serán sostenibles o no serán. Aspectos claves como la movilidad asociada al evento, el uso de energías renovables y la implantación de sistemas de optimización del consumo de electricidad o la existencia de sistemas de depósito y devolución de envases (SDDR) tampoco podrán quedar al margen de un evento. Lo que ahora supone una novedad y destaca por su diferenciación, que un evento aplique estas medidas dentro de su estrategia de sostenibilidad, en una ciudad inteligente o Smart City no lo será tanto, posiblemente los eventos o serán sostenibles o no serán.

Por tanto lo que pareciera una moda más, la aplicación de la sostenibilidad a los eventos, puede ser sin embargo un adelanto a las necesidades que una sociedad inteligente demandará de ellos y entonces el 100% de los que se celebren serán eventos sostenibles.

powered byDisqus