Vota por la Persona Veo Verde 2012

Son pocos los que hacen la diferencia y ha llegado el momento de reconocerlos.

Detrás de cada acción hay,  por supuesto, una persona que pone todo su empeño y disposición para generar un cambio en la muchas veces árida realidad. Personas, hombres y mujeres,  que tal como la frase de Bertolt Bretch caben justo en esta definición: "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”.

Así es, son pocos los que hacen la diferencia y ha llegado el momento de reconocerlos.

1. Jadav "Molai" Payeng: Un hombre en India planta un bosque de 1.360 acres: Hace 30 años comenzó con la tarea de crear un bosque conmovido por la gran mortandad de reptiles en la zona. Demostrando una comprensión profunda del equilibrio ecológico, Payeng incluso transplantó hormigas a su floreciente ecosistema para reforzar la armonía natural. Pronto el banco de arena sin sombra se transformó en un entorno que funcionaba por sí solo y donde una variedad de criaturas podían vivir. El bosque, llamado Molai, sirve hoy como refugio para numerosas aves, ciervos, rinocerontes, tigres, elefantes y especies en riesgo por la perdida de sus hábitats en otros lugares.

Vandana Shiva: Rechaza el agronegocio por la defensa de la biodiversidad: Esta mujer recibió en 1993 el Premio Nobel alternativo de la Paz como un homenaje a su excepcional labor en la defensa de la libertad de utilizar las propias semillas. El libro “Vandana Shiva. Las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad” narra las cinco etapas de su vida, la cual ha girado esencialmente contra la lucha de las patentes de vida. Sus éxitos legales contra la biopiratería tienen otra cara y es cómo las semillas transgénicas arruinan a los pequeños agricultores, motivo por el cual en los últimos años se han suicidado más de 25.000 de ellos.

Azza Abdel Hamid Falad: Quinceañera egipcia crea fórmula para convertir el plástico en biocombustible: na adolescente egipcia de solo 15 años de edad, llamada Azza Abdel Hamid Falad, ha creado un catalizador capaz de transformar los desechos plásticos en combustible. Un descubrimiento genial que además es muy barato. La labor y precocidad de la muchacha ya fue premiada en la European Fusion Development Agreement Award.

El neurocientífico canadiense Philip Low: Tienen conciencia todos los mamíferos, aves y otras criaturas, incluyendo pulpos. Esta declaración instó a difundir con la comunidad neurocientífica, luego de sus investigaciones sobre lenguaje y comunicación para ayudar al famoso astrofísico Stephen Hawking del cual es médico personal.  


powered byDisqus