Andar en bicicleta por las calles de Santiago es peligroso para la salud

Los altos índices de material particulado fino en las vías más saturadas del centro de esta Capital serían peligrosos para los ciclistas según un estudio del Centro de Sustentabilidad de la U. Andrés Bello (Unab).

Vivir es peligroso, te puede causar la muerte. Todos lo sabemos y no por eso nos quedamos encerrados. Pero sí, cada vez es más difícil poder llevar un estilo de vida libre, nuevo y sustentable dadas las anquilosadas condiciones que se promueven por el mercado y que son muy bien aceptadas por la sociedad.

La bicicultura es un caso paradigmático. Cada vez son más los que se montan en bicicleta pero a su vez son cada vez más los que se suben a un vehículo. El parque automotriz en la capital de Chile, está provocando una saturación insostenible no solo en términos de viabilidad sino también en términos ambientales.

No es chiste y puedo dar fe de aquello. Mi recorrido de Estación Moneda hasta Estación Pedro de Valdivia, es tortuoso tanto por los vehículos a los cuales hay que hacerle frente con una actitud sino furiosa bastante audaz -una decisión considerando que si vas por ciclovías o parques tienes la alta probabilidad de que se te crucen niños, adultos y ancianos repentinamente- y lo más grave e invisible, la alta contaminación de estas calles que debes obviamente respirar.

Es evidente que cuando pedaleas necesitas mayor cantidad de oxigeno, por lo cual esnifas todo lo que sale de los tubos de escape con todo el corazón. Esto según el un estudio del Centro de Sustentabilidad de la U. Andrés Bello (Unab), es altamente peligroso para la salud.

Por eso toma nota, y claro como no puedes optar siquiera a imaginar que de un día para otro todos andemos en bicicleta, se acaben los autos y que el transporte público, además de eficiente y barato sea limpio, intenta evitar las siguientes vías que revelan un alto indice de material particulado fino, tan fino que no cabe en las mediciones que hace la autoridad sanitaria, según los investigadores: Marcelo Mena, director del Centro de Sustentabilidad y Pablo Moreno, colaborador:

  • Ciclovías de Santa Isabel y de Curicó, con 41 mil partículas por centímetro cúbico (cc)
  • Ciclovía paralela a la Costanera Andrés Bello, con 32 mil partículas por cc.
  • Ruta Vespucio, con 30 mil partículas por cc
  • Ciclovías de la Alameda (entre Estación Central y Plaza Italia)
  • Bien malas noticias como verán. Quizás tendremos que andar en bicicleta con un tubo de oxígeno portatil amarrado en la parrilla trasera, o en metido una alforja o tendremos que generar un mercado de estas latitas con oxígeno que ya se venden en ciudades altamente contaminadas de China, Japón o en México DF. Lo otro es comprarse un auto y unirse al enemigo. No, no, mejor no.

    Fuente: Estudio mide peligrosos niveles de contaminación en ciclovías de Santiago (La Tercera) 

powered byDisqus