Chile: Minera estatal Codelco prohíbe alimentar perros en sus instalaciones

Es común que en los trabajadores adopten perros abandonados en los terrenos aledaños a las faenas. Hoy una orden lo prohíbe tajantemente.

En Valparaíso ocurrió una vez. Se prohibió alimentar perros abandonados. Había que dejarlos morir de hambre y ver cómo rompian las bolsas de basura, comían papeles higiénicos, atacaban a la gente con bolsas de pan y famélicos comenzaban a apagarse tirados en la calle. Por suerte, toda la gente comenzó como antes a dejar potes con comida y agua en cada esquina y el municipio apadrinó a los perros a los cuales, al menos mientras duró el proyecto, esterilizó y mantuvo con sus vacunas al día.

El perro vago en Chile es un problema mayúsculo, es por eso que cada municipio ha debido generar políticas públicas al respecto. Algunas crueles y facilistas como la eutanasia, otras bastante atinadas como multas a la tenencia irresponsable y los operativos de salud canina.

Ahora bien. Las empresas que se localizan alejadas de los centros urbanos y que tienen grandes extensiones de terreno y gran cantidad de trabajadores, donde algunos están de punto fijo, se comienzan a llenar de perros que acompañan fielmente a los obreros y estos generando una relación comienzan a "aguacharlos" dándoles agua y comida. Lo vemos incluso en el Palacio de la Moneda, donde son los carabineros los que además de sus perros policiales, tienen a varios quiltros a su alrededor.

En la Región de Antofagasta, comuna de Calama, desde 2011 se construye la mina a rajo abierto Ministro Hales, que tendrá  un ritmo de 50.000 toneladas por día de extracción con todo lo que implica aquello. Tronaduras, contaminación, transito de camiones, etc
Las poblaciones más cercanas son la ciudad de Calama, ubicada a 5 kms. al sur del rajo MH, y el poblado de Chiu-Chiu, a 28 kms. al este.

¿Qué tiene que ver todo esto? Bueno, que ya se envió un instructivo a los trabajadores de esta división para que no alimenten a perros "asilvestrados" dada su peligrosidad infecciosa y porque, según arguye la normativa, medio ambientalemente tienen un fuerte impacto pues cazan especies nativas.

Es una situación que se reproduce en todas las empresas e incluso hasta regimientos, por lo cual más que no alimentar para no fomentar su domesticación, las empresas con altas ganancias como es el caso de Codelco, pudieran generar políticas conjuntas con los municipios para contribuir a la tenencia responsable y la salud canina, haciéndose cargo de este problema humano-animal, de un vinculo ancestral innegable existente y que ahora pretende ser coartado por una circular.

¿Qué opinas? ¿Cuales son las soluciones que propones? 

powered byDisqus