Verde y Bizarro: 6 historias de la taxidermia que tienes que conocer

Historias graciosas, crueles y muy importantes para la ciencia rodean a la taxidermia,

La taxidermia es conocida como el arte de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos y facilitar así su exposición estudio y conservación. Para algunos esta práctica es muy didáctica para estudiar a otras especies y para otros, no es más que una sórdida aberración. De cualquier forma gracias a la taxidermia hemos podido conocer animales que ya no existen, aunque claro si no existiera la caza indiscriminada estos animales estarían con nosotros y no colgados como trofeo en algún despacho o exhibidos en un museo como parte de la evolución. Como sea, este misterioso oficio guarda historias bastante freak dignas de contar en nuestra sección Verde y Bizarro.

1. ¡Una estafa que resultó ser cierta!

En el año 1798 el capitán John Hunter llegó con una piel de ornitorrinco y un dibujo de este a Inglaterra. En ese entonces esta especie era desconocida y desestimaron el descubrimiento de Hunter aludiendo a que solo se trataba de un fraude y que el extraño animal no era más que una invención de algún taxidermista chino, que cosió el pico de un pato a otro mamífero pequeño.

Tiempo después encontraron otro ornitorrinco y estaba tan bien mantenido que a la comunidad científica no le quedó otra que reconocer a esta nueva especie. El ejemplar fue embalsamado y aun existe en buen estado, pero es tan delicado que no se muestra al público.

2. La belleza natural del León no se representa muy bien en esta pieza.

Hoy la taxidermia es una ciencia muy delicada, la magia además de que el animal duré varias generaciones es que este se vea natural y ojala en una pose típica. Pero este león de Gripsholm Castle sepultó la carrera de su responsable, quien tenía la importante misión de inmortalizar a la mascota favorita del Rey Federico I de Suecia, un hermoso león que fue obsequio del Bey de Argel en el año 1731. No sabemos si al taxidermista le rodó la cabeza, pero sin duda su obra pasó a la posteridad ya que el malogrado león aun adorna el Castillo de Griosholm en Suecia.

3. Fue de caza y lo cazaron

Carl von Hagen fue un taxidermista alemán del siglo 20, experto en mariposas que fue capturado por caníbales en Papua Nueva Guinea y desapareció para siempre. Más allá del revuelo de su terrible destino lo que si se encontró fue su colección de mariposas, entre ella una Onithoptera paradiseatodavía, hermosa mariposa que aun se guarda en el Museo de Zoología de Harvard. Eso si que es dar la vida por su trabajo.

4. Los leones come hombre

Casi ningún animal merece ser acribillado solo para terminar como una pieza de museo, pero un par de leones come hombres forjaron su destino al asesinar a al menos diez hombres que trabajaban en un puente ferroviario en el río Tsavo de Kenia en el año 1898 y otras 125 victimas que se les atribuyen. La dupla de leones sin melena fue bautizada como Tsavo Man-Eaters y tras ser sacrificados fueron embalsamados para que las personas los pudiesen conocer por siempre. Hoy lucen en los museos, pero también han salido en películas y numerosos documentales.

5. Famoso por estrangular a un leopardo

Eran otros tiempos, pero en cualquier época esta imagen es sumamente cruel. Carl Akeley llamado el “padre de taxidermia moderna”, era conocido por llevar animales vivos de África al Museo Americano de Nueva York y luego matarlos en su interior, ciertamente así cualquiera es buen tarxidermista. En todo caso, antes de morir de una fiebre en el Congo el taxidermista hizo varios esfuerzo para conservar varias especies de animales vivas. Entre sus gestiones convenció al rey Alberto I de Belgicá para crear el Albert National Park, el primer parque de conservación en África, conocido hoy como el Parque Nacional de Virunga en la República democrática del Congo.

6. El gato volador

Hace poco un video del artista y taxidermista Bert Jansen provoco risas y un gran repudio de los animalistas. Al artista no se le ocurrió mejor idea que embalsamar a su amigo muerto y transformarlo en un helicóptero a control remoto. En este caso no podemos hablar de maltrato animal, ya que el felino era la mascota favorita de Jansen y la "obra" ocurrió luego de que el gato muriera de manera natural. Algunos lo condenan, otros lo entienden pero nadie puede negar que esto es muy freak.

Ver en YouTube

Fuente: Ten Bizarre Tales of Taxidermy (IO9)

powered byDisqus