Choclos de colores

por

602 posts

Muchas plantas originarias del continente americano, como el choclo o maiz (Zea mays) están siendo modificadas intensamente. Dada su popularidad como alimento y hoy además como fuente de biodiesel, se manipula este cultivo de polinización abierta a toda escala. Las semillas originales de esta planta precolombina se van extinguiendo a medida que avanza la industria que la produce comercialmente.

Foto

Para el consumidor es aun muy difícil saber qué hacer al respecto, pues las leyes que van a denominar el origen de las variedades hortícolas, no se han establecido todavía. Lo mejor que podemos hacer, desde México al Sur de América y en los países a los que llega como producto de exportación, es preguntar. Norteamérica en general tiene las varidades más transegénicas. Perú y Bolivia cultivan variedades más antiguas, y en todos los países hay un fuerte impulso por conservar semillas, en el caso de las tradicionales, se las conoce como variedades Heirloom. Curioso, pero real es el hecho de que los mayores preservadores de semillas de las americas son bancos de semillas europeos y centros de investigación, orgánicos y no, de medio oriente, como Israel.

Se sabe que es el cereal de mayor producción en el mundo, junto con el trigo y el arroz, a los que nos les va mucho mejor en temas de intervención de semillas. Para tener una cifra, los Estados Unidos de Norteamérica producen alrededor de 240 millones de toneladas al año. Seguidos por China con 110 millones y Brasil con 47 millones.

La planta original se esparcía por mesoamérica y recibe diversos nombres en cada lugar, entre ellos se la conoce como Choclo, del quechua chujllu. En México el termino elote viene del náhuatl elotl. En Venezuela se lo conoce como jojoto en lengua indígena. El orígen de su nombre científico viene del griego antiguo Zea.

El maiz es de la familia de las gramíneas, o sea de los pastos, tiene infloresencias masculinas y femeninas en la misma planta, de largas hojas y raíces poco profundas que la mantienen firme en su altura. Es una planta cultivada desde hace más de 7000 años, lo que significa que ha sido domesticada, vale decir, manipulada, desde entonces. Lo que resulta más complejo es que la manipulación se torne cada día más selectiva, perdamos variedades, valor nutritivo original, y produzcamos alergias alimentarias, como ha ocurrido con la leche y el trigo.

En lo posible la solucón es que cada uno cultive su maíz y sea capaz de guardar las semillas de las mejores plantas, hacia marzo para el hemisferio sur. Es una responsabilidad como consumidores saber de qué orígen es el delicioso choclo que consumimos cada verano, para hacer a los productores más leales a las virtudes tradicionales de esta planta.