Tú comerías insecticida? Marie-Monique Robin

por

604 posts

Marie- Monique Robin es una periodista francesa, experta en Agroalimentación que publicó un polémico libro sobre la empresa Monsanto. La empresa es líder mundial en agroquímicos y manipulación de semillas y literalmente domina la industria alimenticia internacional, pues tiene derechos sobre la mayoría de la variedades agrícolas. Y como dice Robin: dominar las semillas es dominar los estómagos. La forma en que Monsanto llegó a dominar las semillas es simple, lo que hicieron fue modificarlas y patentar las creaciones. En1992 Monsanto logró que el gobierno norteamericano permitiera el patentar semillas y hoy la empresa tiene entre sus  registros más de 1000 variedades.

Las variedades modificadas tienen fines específicos, en una entrevista que dio Robin en España, ella cuenta como en Cataluña y Andalucía se cultivan cientos de hectáreas de una variedad de Monsanto llamada Bt, por el Bacillus thurigiensis, una bacteria que se encuentra en el suelo de forma natural y es de por si insecticida. Lo que Monsanto hizo fue extraer el gen del Bt que produce la defensa a los insectos y lo inyectaron en el genoma del maíz. El punto es que el insecto que ataca al maíz, llamado piral, no es el único que se aniquila, también caen mariposas, pájaros insectívoros, microorganismos del suelo y otros insectos benéficos y polinizadores.

Link: El mundo según Monsanto (via Blog: Marie- Monique Robin)

La situación apenas comienza ahí, los efectos en humanos llevan a las alergias alimenticias por comer pesticidas sin saberlo, pues los cuerpos se encuentran con toxinas que no pueden asimilar y además este maíz es fértil y se cruza con otros, polinizando variedades puras que se van perdiendo. El tema es grave y ya muy extenso. Monsanto ha avanzado legalmente por el mundo y tiene las leyes a su favor. La escala de competencia es adversa. Si bien la mayoría de los gobiernos europeos hoy (salvo el Español) no está permitiendo cultivos transgénicos, muchas de las semillas ya habían entrado en los últimos años.

Por el poder de Monsanto pareciera que los ciudadanos comunes y los agricultores realmente tradicionales, no pueden hacer nada. Lo que nos importa en VV, es buscar siempre la solución a una situación que puede parecer definida. Lo primero es siempre la información, en este caso se puede leer el libro de Robin: El mundo según Monsanto, y mantenerse en contacto con los organismos reguladores en cada país para el tema orgánico y biodinámico. En lo personal creo que vendrá muy pronto un cambio de ley que obligará a señalar detalles como la variedad cultivada y los químicos utilizados. Hasta entonces, las indicaciones más sensatas son: comprar local, informarse, conocer a tus proveedores y en lo posible cultivar en casa y guardar tus propias semillas.