¿Ley de la Bicicleta o de la Cuchufleta?

por

602 posts

Hace unas semanas publicamos la noticia, tal como nos llegó, sobre la Nueva Ley de la Bicicleta, hoy nos llega otra versión, es crucial que la lean para tener una visión más global de los hechos. Estas son las palabras de Omar Villanueva, Presidente del movimiento Chile Prociclista.

El uso de medios de transporte activos como la bicicleta, patinetas, caminar entre otros tiene un impacto en la economía doméstica de las familias y nacional.

Por años hemos impulsado la idea de legislar a favor de los ciclistas y sus derechos y contar con una “Ley de la Bicicleta” de calidad y bien finaciada para el fomento de su uso en Chile y de las personas que quisieran optar por ella. Nuestro recursos han sido la tenacidad y la difusión de esta causa en diferentes medios de comunicación abiertos y tolerantes a las demandas ciudadanas como Veo Verde entre otros.

Con boato y parafernalia ad-hoc, el Gobierno mal asesorado, envió un nuevo proyecto al congreso que no fue consultado a los ciclistas ni sus movimientos históricos -pobre en calidad y alcances- que se suma a otros dos ya existentes, que duermen en el parlamento.

Los ciclistas chilenos con la buena voluntad y mucho trabajo ya cuentan con el respaldo previo a “la idea de legislar” de mas del 60% de los Honorables Diputados y del 80% de los Senadores de la República en espera de un buen proyecto. Se han reunido en mas de una ocasión con algunos de ellos. El Congreso ahora debe invitar y escuchar “a todos los ciclistas en forma amplia y tolerante” sin distinción y no cometer el error del ejecutivo de excluir a la mayoría e historicos contrariamente a lo que se le solicitó desde un comienzo en todas las cartas oficiales y publicas. Hay que escuchar y considerar la opinión de todos los ciclistas actuales y potenciales usuarios de la bicicleta. Quizás los miembros de los movimientos son los que menos la requieran pues tienen mayor dominio y competencias para moverse enfrentando el riesgo de las calles, no así quienes dan sus primeros pedaleos en particular los niños o quienes a la tercera edad retoman o quieren volver al maravillo! so biciclo.

El último proyecto gubernamental enviado al parlamento -en opinión de las organizaciones históricas de ciclistas y estudiosos consultados- es insuficiente y distorsiona las ideas y espíritu originales de lo solicitado. La ley propuesta está lejos de las expectativas de los ciudadanos que pretenden usar la bicicleta, como medio de transporte público en mejores condiciones de seguridad que las actuales, y con mayores facilidades e incentivos a su uso. Muchos ciclistas incluso consideran que sería mejor mantenerse en las condiciones legales presentes, que aprobar el proyecto elaborado por el gobierno influenciado por dos Ongs que no los representan.

La Presidenta de la República -sensible a la realidad de los ciclistas- se mal asesoró y no se escuchó a la gente de las bicicletas. Sus eficaces Secretarias pensaron mas en un diseño de comunicacional y quizás en los fondos para las ongs, que en las necesidades reales, eficiencia de las soluciones prociclistas, infraestructura y mejora de los derechos que los ciclistas chilenos considerando también las particularidades regionales. Por ej. instalación de apoya subidas en las escalas e incluso electromecánicos en las subidas, como ocurre en otros países con topografía irregular (las funicletas)y zonas de frenaje de emergencia a en bajadas duras o pedaleo en zonas de nieve o hielo, o en las condiciones diferentes del norte chileno.

Economía Prociclista.

Entre los graves errores técnicos -según los expertos del mundo pro bicicleta- se propone un carácter meramente “opcional” de las políticas y planes por parte de los Municipios, Intendencias y Ministerios, que entonces quedarán sujetos solo a la buena voluntad política de los mandatarios -que se mandan solos- al igual que hoy. Se sabe que los Municipios carecen de recursos y competencias sobre estas materias. Justamente, esa es una de las razones -como autores de la idea de legislar- por las que solicitamos a la presidenta Bachelet suma urgencia y recursos cada 21 de Mayo y en las históricas “Cicletada del Primer Martes del Mes” por las calles de las diferentes ciudades del país.

La publicitada cantidad de miles kilómetros de ciclovias -que avalan las dos ongs- es un mal chiste y ademas todo para varios años después, sabemos además que eso plazos no se cumplirán. No se tiene instrumento legal con el cual exigirlos (ley). Se sabe que las actuales ciclovías son de pésimo estándar y peligrosas. Mas que incentivar, son en muchos casos un riesgo para las personas por su estrechez y mal diseño. Muchas de los miles kilómetros de ciclovías -de apenas 30 centímetros de ancho- tienen un diseño sólo apto para ciclistas equilibristas de circo. Hay por ejemplo un bicicletero nuevo que permanece cerrado por dos años en plena Alameda que no podemos su puesta en marcha por falta de ley y derechos.

Proponemos que los proyectos de “Ley del la Bicicleta” -en carrera por adjudicarse autor- se refundan solo en uno y que se otorgue un carácter obligatorio a estas políticas y planes por parte de Municipios, Intendencias y Ministerios asignando un presupuesto económico digno y acorde a la magnitud y urgencia del problema de miles de ciudadanos.

El poder promotor o pervertidor del dinero en la economía prociclista.

Pensamos también, que no se debe entregar fondos a las ongs de la bicicultura. Las organizaciones históricas pro bicicleta -que no participaron en el proyecto enviado al parlamento- tienen una importante labor como “promotores voluntarios” del uso de la bicicleta. Los fondos de la “Ley de la Bicicleta” deben ser destinados para vías, ciclobandas, señaléticas, programas educativos y promocionales, cascos, chalecos reflectantes, educación de peatones y conductores de vehículos motorizados, donación de bicicletas a los mas carenciados y cesantes, entre otras medidas a través de los municipios, intendencia y ministerios. Los prociclistas chilenos quieren servir a esta noble causa -sin ningún interés económico- y no vivir de fondos nacionales e internacionales que nadie controla. Los fondos se prestan para malos manejos y cooptación de los luchadores voluntarios por la causa de la bicicleta.

Una política -no publicitaria- requiere que el gobierno otorgue un presupuesto serio de al menos 100 millones de dólares a los Municipios e instituciones públicas, que son de una altísima rentabilidad económica y social “demostrada” en otros paises a favor de: la salud, la descontaminación, economía en transporte y combustible y mejor calidad de vida de la población y evitar miles de accidentes mortales por falta de condiciones para pedalear.

Lamentamos que el gobierno no consultase a: Movimiento de Furiosos Ciclistas, Ciclistas de Acción Ecológica, Zorro Blanco entre otros siempre dispuestos a colaborar con sus puntos de vista, experiencias y conocimientos como usuarios reales y promotores de la bicicleta por décadas.

No estamos hablando de una ley de ciclovia o una mejora de ley de transito como alguno malentienden. Queremos mejorar los derechos de los ciclistas y mejores condiciones para quienes no se atreven a usarla por los graves riesgos incluso mortales o de quedar invalidos en el intento que los mas experto quizas no necesitan. Las condiciones para los niños y ancianos no existen para usar la bici como medio de transporte. Muchos son atropellados o mueren cada año por eso quienes incitan a hacerlo a cualquier costa están equivocados. Se requieren facilidades y planes de promoción, infreaestructuras obligatorios, educación y fomento por parte de los gobiernos comunales y nacionales para avanzar de verdad o solo seguiran siendo unos pocos osados los que se atrevan a usar la bicicleta verde.

No menospreciemos el intelecto y profesionalismo de la gente de las bicicletas ni confundamos “Ley de la Bicicleta” con “Ley de la Cuchufleta”

Omar Villanueva Olmedo
Presidente
Movimiento Chile Prociclista