Pilas, desechos peligrosos

por

561 posts


Foto via Flickr por funnypolynomial

Las pilas están compuestas en un 30% de elementos químicos considerados como tóxicos para la salud y el medio ambiente, como el mercurio, cadmio, níquel y manganeso. Cuando una pila se tira en la basura, con el paso de tiempo, sus elementos se oxidan y derraman (lixivian) diferentes tóxicos en la tierra y el agua. Peor aún es cuando se queman y liberan sustancias cancerígenas como las dioxinas y los furanos.

Más allá de nombres complejos -y para muchos misteriosos-, para hacerse una idea del impacto ambiental de la fabricación de una pila, es interesante saber que en este proceso se consume 50 veces más energía de la que ésta genera, y se calcula además que la corriente producida por cada pila es 450 veces más cara que la generada por la red eléctrica. Otro dato interesante es que sólo 1 pila botón (como las que usan los relojes) es “necesaria” para contaminar ¡6.5 millones de litros de agua!.

Pero plantas de reciclaje de pilas hay muy pocas en el mundo. En Chile se desechan aproximadamente 80 millones de pilas al año y no existe una empresa que se dedique a reciclarlas. Los centros de acopio y recolección sólo se dedican a encapsularlas en bloques de concreto para evitar que su contenido se derrame.

Y entonces, ¿que hacemos?. Lo más obvio es disminuir su consumo, primero evitando la compra de aparatos que las requieran y segundo utilizando baterías recargables (una pila recargable puede sustituir hasta 300 desechables). Por último es primordial darles un destino seguro cuando ya no sirvan.

Link:
Donde depositar pilas usadas (GoogleMaps, mapa colaborativo)