Las contradicciones del Punto Limpio

por

1736 posts

rrr

(cc) omnivoros

Es impresionante lo fácil que uno puede acumular cartón y plástico en un cambio de casa: Aparece de todos lados. Este sábado y domingo me tocó cambiarme y acumulé bastante. Así que mi polola tuvo la brillante idea de ir a dejarlos al Punto Limpio de Vitacura, donde se puede reciclar cualquier cosa imaginable.

Fue muy grata mi sorpresa al ver que un domingo a las 4 de la tarde había muchísima gente reciclando. Papás con sus hijos, familias completas y jóvenes como yo. Todos tratando de prolongar la vida del planeta un par de horas más.

Pero luego de dejar el cartón y el plástico donde se debía, fuimos a dejar también un computador y una impresora que ya no podían prologar su vida por ningún medio. Ahí fue cuando nos dimos cuenta que habían muchísimas cosas que se veían que estaban en muy buen estado. Por ejemplo, abajo de uno de los receptores, había un sillón en perfecto estado que yo feliz me hubiese llevado para mi nueva casa. Así que fui a preguntar. “No, no se puede por ley”, me contestaron. Lo que encontré una soberana estupidez.

Las 3 reglas esenciales de la ecología son: Reduce, Reutiliza y Recicla. Reciclar es EL TERCER PASO, NO EL PRIMERO! Y fue ahí cuando me di cuenta que la gran mayoría de las personas que se encontraban en el Punto Limpio no estaban reciclando, estaban botando lo que no les servía.

Y claro, tampoco quise ser fatalista y me dije a mí mismo: “Por último es mejor botar la basura separada”. Pero creo que hay un error, una desinformación al respecto del reciclaje. Porque si lo que se busca es efectivamente prolongar la vida del planeta, HAY QUE RESPETAR LOS PROCESOS: Primero se REDUCE y luego se REUTILIZA. La impresión que me llevé ayer fue la de que la gente en vez de tratar de prolongar la vida útil de sus cosas, prefiere comprarse cosas nuevas. Y esa no es la idea del reciclaje. Porque reciclar también tiene un costo: un costo ambiental y un costo económico, por eso es EL TERCER paso y no EL PRIMERO!

En países más desarrollados la gente deja afuera la cosas que ya no quiere seguir usando y luego los que van pasando por afuera son libres de tomarlas y llevárselas. Un amigo que vivió en Boston una vez iba caminando y se encontró una tornamesa con sus respectivos parlantes (un set que venía en una maleta) que decía “It works” (funciona), así que lo agarró y se lo llevó a su casa. Y ahora, que se vino a Chile, todavía lo tiene. Eso, es REUTILIZAR.

Entonces, si vamos a reciclar, reciclemos, pero primero reduzcamos y luego reutilicemos. Y cuando ya no podamos seguir arreglando la plancha, impresora, televisión, sofá, etc, etc, recién ahí, llevémoslo al Punto Limpio. Pero no usemos un excelente lugar para reciclar como si fuera un basural.