Bill Gates compra 500 mil acciones de Monsanto

por

1736 posts

Bill Gates

(cc) niallkennedy

¿Se imaginan el poder que puede llegar a tener Monsanto en el mundo con un inversionista y especialista en lobby como Bill Gates?

Cuando leí esta noticia realmente me dio miedo. O sea, si Monsanto ya es el fabricante numero uno del mundo en semillas (que son transgénicas), imagínense el poderío que puede llegar a alcanzar con el respaldo económico de quien fue el hombre más millonario del mundo durante mucho tiempo.

La compra de 500 mil acciones (que tienen un valor de 23 millones de dólares) fue realizada por la fundación Bill & Melinda Gates, de la cual ellos dos son síndicos y destinan fondos a varios proyectos relacionados con promover la agricultura transgénica.

Dena Hoff es la coordinadora norteamericana de Vía Campesina, un movimiento campesino global que representa a pequeños agricultores, trabajadores sin tierra, pescadores, mujeres rurales, jóvenes y pueblos indígenas. Además cuenta 150 organizaciones repartidas en 70 países, con lo que tiene presencia en los cinco continentes. “La compra de acciones de Monsanto por parte de la Fundación Bill y Melinda Gates indica que el interés de la fundación en promover la semilla de la compañía tiene que ver menos con filantropía que con lucro. La fundación está ayudando a abrir nuevos mercados para Monsanto, la cual ya es la mayor compañía de semilla del mundo”, señaló Hoff.

El problema es el siguiente: Gates y su fundación y otras fundaciones como la Rockefeller que promueven la cultura transgénica, están expandiendo sus semillas por todo el mundo, aprovechando países africanos y otros muy pobres como Haití, para impulsar una campaña que se hace llamar “La revolución verde en Africa” en la cual han invertido más de 450 millones de dólares en sembrar semillas de Monsanto alrededor del mundo.

Entonces el conflicto moral es el siguiente: ¿Qué harías tú si fueras un africano que no tiene nada qué comer y llega alguien como Bill Gates y te dice “estas semillas son superpoderosas y van a alimentar a toda tu familia y a todo tu país”? Seguramente le darías las gracias y lo venerarías como un Dios. Y eso es lo más maquiavélico del asunto: que finalmente quedan como filántropos cuando en verdad no están haciendo otra cosa que hacer que su imperio de semillas genéticamente modificadas crezca más y más a costa de millones de muertos de hambre alrededor del mundo que no tienen la opción de elegir entre un alimento transgénico o uno orgánico. Su única elección es comer o morir de hambre.

Qué feo señor Gates, qué feo…