Crea tu propia pasta de dientes en casa

por

2076 posts

Laurilsulfato sódico (SLS), es uno de los químicos que entran directamente en nuestro organismo, cuando utilizamos pasta dental, que puede secar la boca y causar úlceras bucales. También conviene alejarse del azúcar y del alcohol.

Para tener unos dientes fuertes y una sonrisa irresistible, lo más importante es mantenerse alejado de ciertas sustancias tóxicas que contienen las pastas dentífricas.

Debes evitar los siguientes componentes:

El laurilsulfato sódico (SLS), ya que  puede secar la boca y causar úlceras bucales.

El peróxido de hidrógeno y la glicerina, que secan y pueden conducir a la sensibilidad dental.

El fluoruro o flúor, un ingrediente es bien común en dentífricos para el control del sarro y la caries. Lo cierto es que llegados a los 25 años, el flúor no fortalece el esmalte, dicen los expertos.

Para elegir un buen dentrífico busca que contengan lo siguiente:

Agentes alcalinizantes como el bicarbonato de sodio, coenzima Q10 y aloe vera, que reducen la inflamación en la boca y alivia la irritación de encías.

Abrasivos naturales a partir de las fibras naturales del árbol del peelu indio o de tierra de diatomeas, unos sedimentos blandos que quitan suavemente las manchas sin dañar el esmalte dental.

Xilitol. Este azúcar natural lucha y hasta sana las caries en desarrollo al detener el crecimiento de las bacterias que causan caries.

Co-Q10, que se ha demostrado cura y previene la gingivitis, al tiempo que el aloe calma las encías.

La pasta dental ideal sería la combinación de xilitol, Co-Q10, aloe y extracto de hoja de olivo ayuda a prevenir las caries a la vez que impulsa la salud de toda la boca.

Pero si con todo esto quedaste un poco confundid@ y la letra chica de los envases es más minúscula que la de tu crédito de consumo, tranquil@. Tenemos la opción, natural por lo demás, de que confecciones tu propia pasta para limpiar tus dientes y quedar listo para una cita romántica.

¡Anota!

  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 / 2 cucharadita de sal marina, molida muy fina
  • 1 gota de aceite esencial de menta, hierbabuena, naranja dulce, clavo de olor o de canela
  • Unas gotas de agua
Mezcla todo y asegúrate que quede consistente. Y luego, cepillate. Ya verás lo efectiva que puede ser la fórmula casera.

 

Fuente: El dentífrico, cuanto más natural, mejor (Ecogaia)