La meditación agranda capacidad del cerebro y da una vida libre de estrés

por

1382 posts

Los sectores del cerebro más grandes en los meditadores eran “el hipocampo y las áreas dentro de la corteza órbito-frontal el tálamo y el giro temporal inferior, regiones todas ellas conocidas como reguladoras de las emociones”.

Parece increíble pensar que se puede incrementar el tamaño de los músculos del cerebro, al igual que se hace con los bíceps y abdominales. Lo cierto, es que esto si es posible. Pero los resultados no se logran en un gimnasio, si no que en la meditación, ya que el cerebro no es músculo propiamente tal, sino que un órgano.

Muchas culturas orientales, tienen como base, hace miles de años,  la meditación pues fortalece al hombre (y mujer, por cierto). Esta creencia popular no había sido comprobada científicamente, hasta que los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) descubrieron, gracias a la resonancia magnética por imágenes de alta resolución, que las personas que desde hace años practican la meditación, tenían regiones activas del cerebro más grandes que aquellos que no la practicaban.

Los sectores del cerebro más grandes en los meditadores eran “el hipocampo y las áreas dentro de la corteza órbito-frontal, el tálamo y el giro temporal inferior, regiones todas ellas conocidas como reguladoras de las emociones”. Estas regiones más desarrolladas no tienen que ver solamente con el nivel de inteligencia o coeficiente intelectual, si no que además con la actitud positiva de la persona, su estabilidad emocional, su mayor concentración, relajo, falta de estrés y de nerviosismo, un sistema inmunitario mucho mejor que el promedio de los seres humanos.

Según la autora del estudio, la investigadora del Laboratorio de Neuroimaginología de la UCLA, Eileen Luders:  “Las diferencias observadas en la anatomía del cerebro podrían darnos una pista del por qué los meditadores tienen estas habilidades excepcionales”.

El objeto de estudio fueron 44 personas de diferentes sexos y edades, la mitad meditaba y la otra no. Los que acostumbraban meditar, utilizaban diferentes disciplinas como: Zazen, Samatha y Vipassana,  las cuales  llevaban practicando desde hace 5, y hasta 48 años (toda una vida), entre 10 y 90 minutos al día.

El estudio arrojó que los volúmenes de materia gris en los que no meditaban no eran en ninguno de los casos mayores al de los meditadores. No así, en el caso del hipotálamo, que en quienes practicaban la meditación era bastate mayor.

Ya lo sabes, mejora tu vida: si vives en la costa anda a la playa, si no al río o bajo un arbolito y ¡A meditar se ha dicho!

Fuente: La Meditación Fortalece el cerebro (Amazings)