6 consejos para limpiar tu cuerpo del cigarrillo

por

2076 posts

Si has sido tan valiente como astuto para dejar de fumar, debes saber como contrarrestar su efecto tóxico en tu organismo.

A pesar de que las campañas contra el tabaquismo son cada vez más hardcore punk, no escatimando en mostrar en las mismas cajetillas los bizarros efectos que causa este mal hábito, es defendido por 1.100 millones de personas  (el 20% de la población mundial) que parecen no advertir que según la Organización Mundial de la Salud son 600.000 las muertes anuales que ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco.

Mueren de cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades. En total, la epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. De proseguir esa tendencia, para 2030 la cifra aumentará hasta más de 8 millones anuales. El consumo de tabaco es un factor de riesgo para 6 de las 8 principales causas de defunción en el mundo. Un placer ni genial, ni sensual, como reza la canción Fumando espero.

El cigarro contiene 50% de sustancias cancerígenas: níquel, acetona, tolveno, alquitrán y el DDT (Dicloro Difenil Tricloroetano). Además, alcanza 900 grados y las partículas liberadas por el humo de tabaco en ambientes cerrados producen una polución 10 veces mayor a la de un motor ecodiesel. Bueno, “ecodisel” me dirán y continuarán con su calada.

Los que no, que han decidido valiente y astutamente dejar de fumar, ahora deben comenzar un proceso de desintoxicación. Para eso tomen en cuenta estos 6 consejos que podrán sacar, en parte, la contaminación de los pulmones y de todo el organismo.

1. Consume mucho ajo

CC Sunchild57 Photography. / Flickr

CC Sunchild57 Photography. / Flickr

Integra a la dieta mucho de este ingrediente que pone sazón a cualquier comida. Aparte de ser excelente para soltar las secreciones del cuerpo, siendo un elemento desintoxicante por antonomasia, el ajo es un alimento que incrementa el ánimo — pues congrega los principales componentes antidepresivos que existen en la naturaleza: ácido ascórbico, magnesio, calcio, fenilalanina, triptófano, potasio y selenio.

Por otra parte, junto con su capacidad de neutralizar la depresión y ansiedad que te provocará el proceso de dejar de fumar, sus componentes sedantes — ácido cafeico, apigenina, geraniol, linalol y estigmasterol — te harán sentir muy animado. No por nada las abuelas decían “ajo para el carajo“, es decir, toda la posible “impotencia sexual” causada por el tabaquismo podrá ser dejada en el olvido.

2. No ocupes aerosoles y cuídate de cualquier aditivo que permanezca en el aire

CC Dave Sutherland / Flickr

CC Dave Sutherland / Flickr

Hasta el inofensivo y místico incienso puede provocarte una reacción desfavorable. Esos “mentirositos” o enmascaradores del mal olor pueden también ser nocivos para tus vías respiratorias. Utiliza desodorante en barra o en crema.

3. En dos semanas te creerás un Supersaiyajin de la inspiración y la exhalación

Jesús Bonilla / dominio público / Wikimedia

Jesús Bonilla / dominio público / Wikimedia

Por favor, no vuelvas a fumar. Es el periodo más crítico, porque al sentirte bien estarás preparado para encender “uno no más” y recaerás en el vicio. Lo mismo que ocurre con otras adicciones. Incluso cuando terminas con alguien que te ha hecho daño, seguro a las dos semanas ya están tratando de conseguir una cita para recomponer una situación “viciada”. Por eso, mucho ojo y a todo pulmón ¡di NO!

4. No consumas lácteos

CC Chiot's Run / Flickr

CC Chiot’s Run / Flickr

Estos productos producen mayor mucosidad y además en algunas personas, tránsito lento. No hagas trabajar de más a tus pulmones e intenta tener una alimentación rica en frutas y verduras que pueda aportarte fuertes dosis de calcio.

5. Haz actividad física de forma moderada

jesslef / dominio público / pixabay

jesslef / dominio público / pixabay

Tu cuerpo está dañado y debes saberlo. Por eso sobreexigirlo será una mala idea. Una buena idea, sin embargo, es dejar el sedentarismo, porque este justamente aviva la conducta de fumarse un cigarro. Ciertamente si estas corriendo, nadando o andando en bicicleta, no puedes encender un “puchito”. Si lo puedes hacer cuando estás sentado frente al televisor o al computador.

6. Utiliza recintos para no fumadores

CC Kill Pop / Flickr

CC Kill Pop / Flickr

Ver gente fumando simplemente no te hará bien. Como primo-hermanos del mono nuestras conductas estriban principalmente en la imitación. Además, como decía Lacán, en la repetición está el goce.

Más razones para dejar de fumar

Quizás esta infografía con 18 razones para dejar de fumar sea una ayuda adicional.

© Por qué doctor

© Por qué doctor

Mucha fortaleza. ¡Tú puedes!