Marihuana es clave para mantener población carcelaria controlada en Suiza

por

2076 posts

International Journal of Drug Policy estima que del 50 al 80% de los reos en las prisiones suizas usan de esta planta para contrarrestar los efectos del confinamiento.

La estigmatización de la marihuana como droga dura dado a que se ha tipificado respondiendo a criterios ideológicos y no de salud pública, mantiene la satanización de una planta salutífera, con una historia tan larga como la propia civilización humana, que además ha servido como materia prima sustentable para distintas fábricas, una de ella la textil y farmacológica.

Hoy se plantea la despenalización del autocultivo, y cada día más estados se suman a la legalización para acabar con el narcotráfico. Es más, muchos han dejado atrás el mito de que es una droga “iniciática”, sino que más bien es una droga de salida, pues muchas adicciones más complejas, pueden ser superadas con el uso de marihuana. Esta funcionalidad es la que está siendo aplicada en la población penal suiza.

Se realizó una encuesta desde el International Journal of Drug Policy, la cual estimó que del 50 al 80% de los reos en las prisiones suizas usan de esta planta. Pese a esto la marihuana está prohibida, pero no se penaliza su consumo, siendo, como en muchas otras partes del mundo, una regulación ambigua que no define una política de drogas.

Tanto reclusos como gendarmes estuvieron de acuerdo en los efectos que provocaba su uso al interior de un penal. Entre los beneficios fueron nombrados su efecto analgésico, calmante y como una buena manera de reducir la experiencia traumática de estar en prisión.  Entre los efectos negativos, se nombró la somnolencia, el aislamiento social y la disminución en la percepción de peligro.

Lo que más recalcaron ambos grupos es que si se endurecían las medidas de control y prohibición de su uso, podía aumenta la violencia por el tráfico, el miedo y el consumo de drogas más nocivas y potentes.

Es curioso, pero en muchas partes hay muchos presos por plantar marihuana para uso personal. Acá es al revés. Se utiliza para mitigar el impacto y lograr la rehabilitación:

presos

Fuente: El uso de mariguana ayuda a mantener las cárceles suizas tranquilas y seguras (Pijamasurf)