El gato es el único animal que se domesticó a sí mismo

El gato es el único animal que se domesticó a sí mismo

por

776 posts

Estos felinos se acercaron a los hombres hace más de 100.000 años. Hoy es la mascota más popular en todo el mundo.

La historia de los gatos está muy ligada a la historia del hombre. Hace más de 10.000 años, en las fértiles tierras del Medio Oriente, los gatos se acercaron cada vez más a los humanos, principalmente porque cerca de sus cultivos había muchos ratones para cazar. De hecho, los científicos dicen que el gato es el único animal que se domesticó a sí mismo. Como dice mi mamá, el gato se acerca al hombre por puro interés.

Hoy en día, todos los gatos domésticos, no importa si son más peludos, pequeños, patizambos, blancos o negros, vienen de esos gatos del Medio Oriente, que establecieron una estrecha relación con los humanos. Mientras ellos controlaban las plagas de ratones, los hombres (y mujeres) se preocupaban de los gatos. Sin embargo, no fue hasta la década de 1940 que el gato se convirtió en una mascota de casa.

A pesar del dicho popular de que el perro es el mejor amigo del hombre, el gato es la mascota más popular en todo el mundo ¡Hay más de 600 millones en los 5 continentes! Pero a pesar de la relación estrecha gato-humano, decenas de millones de estos felinos han decidido volver a su hábitat natural, desconfiando totalmente de los humanos.

Los gatos de la calle, muchas veces viven ahí por opción, o porque allí nacieron (aunque no falta el que es abandonado porque ya no es tierno o porque rasguña las paredes y cortinas). Se estima que hay unos 100 millones de gatos salvajes o callejeros. Incluso en algunos continentes los dejan en islas para controlar la población de ratas y conejos.

Es muy difícil domesticar a los gatos que ya viven de forma independiente de los humanos. Muchas veces me he encontrado con cachorros de gatos callejeros que no dejan que me les acerque, aunque su madre esté a mi lado y le pueda hacer cariño. Hay algunos que son más fieros y atacan a los humanos que intentan acercarse.

Para algunos, la solución es exterminar a los gatos callejeros, sin piedad. Para otros, la mejor solución es castrarlos o esterilizarlos, y luego dejarlos nuevamente a sus colonias.

Fuente: Born in the Streets: The Global Impact of Feral Cats