Construcción de filtros naturales para aguas residuales

por

284 posts

Tal vez llegue el día donde no haya más opción y tengamos la obligación de reutilizar el agua. Para cuando eso suceda debes estar preparado y conocer los procesos de tratamiento a tu alcance.

Muchos son los lugares donde se llegan a perder cientos de sembradíos por falta de agua para riego. Pero si las personas reutilizaran el agua residual este problema se reduciría en gran medida.

Te voy a explicar por pasos cómo hacer un filtro con materiales naturales. Es como hacer un filtro casero pero a gran escala, que puedes construir con ayuda de tus vecinos y así, en caso de tener una presa o similares en la cual se esté estancando y desperdiciando el agua, todos podrían tener acceso al agua tratada.

  • Se propone colocar una rejilla en la salida del vertedero de la presa para la retención de partículas de mayor tamaño previo a su paso por el filtro.
  • Luego se hacen los contenedores o estanques por los que circulará el agua a través de estratos granulares (piedras pequeñas), los cuales estarán constituidos por tres capas: tezontle, grava y arena.
  • Se deben tener en cuenta: el tamaño de los estratos granulares, la distribución debe ser uniforme, la carga de agua y la velocidad de filtración, misma que dependerá de la consistencia de los estratos granulares y el tamaño de ellos.

    Los filtros funcionarán de la siguiente manera:

  • Las partículas de mayor tamaño que los poros del tezontle, son retenidas mecánicamente por el material.
  • Las partículas de tamaño menor que los poros del estrato granuloso quedan atrapadas dentro del filtro por contacto aleatorio. Las partículas más pequeñas quedarán atrapadas en el último filtro de arena.
  • Se debe tener un mantenimiento constante de los filtros; dado que al acumularse las partículas formarán partículas de mayor tamaño, las cuales disminuirán la funcionalidad de los mismos. Otro aspecto que se debe tener en cuenta es el crecimiento biológico (principalmente de algas) las cuales reducirán el volumen del poro.

    © Addi Gutiérrez

    © Addi Gutiérrez


     
    Después de pasar por los cajones de tezontle, grava y arena, se puede proponer además un área de humedal para que el agua salga aun más limpia.

    Las plantas que se pueden utilizar para los humedales pueden ser gramíneas, ya que son organismos euri (amplio espectro) para casi todos los factores ambientales, los que les dan una amplia adaptabilidad para cualquier lugar.

    Las gramíneas utilizadas deberán ser nativas, ya que se corre el riesgo que al utilizar gramíneas de otro lugar puedan volverse plaga.

    Fuentes: Entrevista a los Ing. Amb. Nancy Sánchez e Ing. Amb. Aldo Miranda