EE.UU con grave crisis hídrica por extracción de gas y petróleo

por

2076 posts

El imperativo de generación energética sigue aumentando la problemática medio ambiental no sólo en la periferia. De Texas a California ya no hay agua para sus habitantes ni la agricultura.

Los recursos naturales que más daño hacen al ser extraídos de las entrañas de la Tierra, son también los que hacen más daño una vez fuera a causa de la contaminación por la actividad industrial y automotora que continúa en una carrera engañosa hacia un supuesto progreso con altas externalidades negativas.

El petróleo, el oro negro que provoca la misma fiebre que el dorado, se une al gas provocando problemas graves por su extracción en todo el mundo. En el Amazonas peruano, boliviano y ecuatoriano, pone en riesgo a los pueblos indígenas y la biodiversidad.

Pero no sólo sucede en Latinoamérica. En Estados Unidos está agotando los suministros de agua en las zonas más propensas a la sequía y más secas de Estados Unidos, desde Texas hasta California.

De los cerca de 40.000 pozos de petróleo y gas perforados desde 2011, tres cuartas partes se encuentran en zonas donde el agua es escasa, y el 55% se encontraban en zonas que sufren sequía, según el informe elaborado por la ONG de Boston CERES.

El fracking en esos pozos utiliza 97bn de galones de agua, levantando nuevas preocupaciones respecto de los costos imprevistos en la búsqueda  de fuentes energía para la economía de Estados Unidos.

“El fracking está incrementando la competencia y la presión por obtener agua en algunos de los estados más propensos a las sequías y en los que tienen problemas de agua” explica Mindy Lubber, presidente de la organización CERES.

Sin nuevas regulaciones más estrictas sobre el uso del agua , advirtió la industria podría estar en un “curso de colisión ” con otros usuarios del agua.

El profesor James Famiglietti, un hidrólogo de la Universidad de California, Irvine señala que “Entendemos que en nuestro país necesitamos más energía, pero es el momento de tener una conversación sobre los impactos que se están provocando y hacer todo lo posible para tratar de minimizar los daños. “

Se pueden tomar millones de galones de agua dulce para el fracking de un sólo pozo, y gran parte de la perforación está fuertemente concentrada en las zonas donde el agua está en escasez crónica, o donde ha habido sequías multianuales.

La mitad de los 97bn de galones de agua se utiliza para el fracking de pozos en Texas -que arrastra por varios años graves sequías- y donde se espera que la producción se duplique en los próximos cinco años.

Los agricultores y las ciudades siguen siendo los mayores usuarios de agua. El informe también advierte que la demanda agregada para fracking en el Eagle Ford,  corazón de la fiebre del petróleo y gas en Texas, está golpeando duramente a  pequeñas comunidades rurales de la zona.

“Los productores están teniendo un significativo impacto, especialmente en los condados rurales más pequeños, pues cuentan con una limitada capacidad de la infraestructura de agua” consigna el informe. “Con los requisitos de uso de agua para los productores de esquisto en el Eagle Ford ya alto y se espera que se duplique en los próximos 10 años, estos condados rurales pueden esperar graves desafíos de escasez de agua en los próximos años.”

Los niveles de los acuíferos locales en la formación Eagle Ford han caído hasta en un 300 pies en los últimos años .

fracking1

Una serie de pequeñas comunidades en el estado de Texas ya se han quedado sin agua o están en peligro de quedarse sin agua en días, empujada por la fatal combinación de sequía y la alta demanda de agua para el fracking .

Veintinueve comunidades de todo Texas podrían quedarse sin agua en 90 días, de acuerdo con la Comisión Sobre Calidad Ambiental  de Texas. Muchos yacimientos en el oeste del estado están con solo el 25% de sy  capacidad.

Casi todos los pozos en Colorado (97 %) se localizaron en áreas donde la mayoría de las aguas subterráneas y superficiales ya se estira entre la agricultura y las ciudades, según el informe. Se dijo que se espera que la demanda de agua para la fractura hidráulica en el estado de duplicar a 6 mil millones de galones en 2015 – o alrededor de dos veces más que toda la ciudad de Boulder utiliza en un año.

En California, declarada en emergencia de sequía el mes pasado, el 96% de los nuevos pozos de petróleo y gas se encuentran en zonas con una feroz competencia por el agua.

El patrón se mantiene para otras regiones atrapados en la fiebre del petróleo y el gas. La mayoría de los pozos en Nuevo México , Utah y Wyoming también se localizaron en zonas de alto estrés hídrico, según el informe de CERES.

fracking

fracking2

Algunos productores de petróleo y gas comenzaron a reciclar el agua, especialmente en Pennsylvania, constata el informe, aunque “esos ahorros eran demasiado poco para compensar la enorme demanda de agua para el fracking en los próximos años.”

En todas partes se cuecen habas como diría la abuela. No sólo en la zona periférica el imperativo de generación de energía provoca contaminación por termoelectricidad, perdida de hábitat por hidroeléctricidad, crisis hídrica por explotación de mineras y pozos gasíferos y petroleros. Es también en la cuna imperial del capitalismo, que dando este mal ejemplo, sienta las bases para la argumentación de un sistema absolutamente colapsado.

Fuente: Fracking is depleting water supplies in America’s driest areas, report shows

 Hydraulic Fracturing & Water Stress: Water Demand by the Numbers (Paper)