La máquina que convierte plásticos en combustibles

por

150 posts

El plástico puede tener una segunda reencarnación como combustible, según ha demostrado la empresa japonesa Blest, con una máquina asombrosamente sencilla, capaz de convertir el plástico en gasolina, diesel o keroseno.

El plástico es un material ligero, flexible, versátil y barato, pero también es una de las mayores amenazas para el medio ambiente. El 90% de las bolsas de plástico acaba en los vertederos  y auténticas islas de plástico que se extienden por los océanos. Millones de peces y aves marinas mueren cada año por comer fragmentos de plástico que confunden con alimento.

Sin embargo, el plástico puede tener una segunda reencarnación como combustible, según ha demostrado la empresa japonesa Blest, con una máquina asombrosamente sencilla, capaz de convertir el plástico en gasolina, diesel o keroseno.

ito

Su inventor, Akinori Ito, explica cómo funciona la “Caja Mágica” la cual sólo pesa 50 kilos y es capaz de convertir 1 kilo de plástico en 1 litro de gasolina.

Ha distribuido la máquina en diversos países en los que el plástico resulta un problema medioambiental de primer orden. Ito cree que en el momento en que la gente empiece a considerar el plástico usado como un combustible y no como un desperdicio cambiará su actitud hacia él y, eventualmente, convertirá los basureros en una suerte de campos petrolíferos de segunda generación.

La máquina de Blest Company fue presentada en una feria japonesa hace ya tres años, aunque ha saltado a la fama recientemente gracias a un vídeo grabado por el fundador de Best, Akinori Ito. En él puedes observar el proceso de como se introduce el plástico en un depósito, la máquina se calienta hasta fundir el plástico y el gas resultante atraviesa, mediante un tubo, en un depósito de agua fría que convierte el gas en petróleo y, posteriormente, en cualquier derivado del mismo que pueda ser utilizado como combustible: gasolina, gasoil o keroseno.

Blest-plastic-to-oil-537x402

La idea de convertir el plástico en combustible no es nueva. Una instalación industrial en Maryland (EEUU) sostiene ser capaz de producir barriles de petróleo a menos de 10 dólares la unidad a partir de plástico inservible. Por su parte, la empresa GRC presentó en 2007 una máquina microondas para convertir el plástico en hidrocarburos, como diesel o gas. En aquel caso la proporción anunciaba era de 5 litros de gasolina por cada 9 kilos de plástico.

Lamentablemente la conversión de plástico en petróleo plantea varias dudas en torno a la eficiencia energética ¿se gasta más energía de la que se obtiene en el proceso? , pues en el proceso se liberan moléculas de clorina y éter altamente contaminantes. Aún tendremos que esperar a ver si este proceso puede realizarse a grandes escalas y poder por fin darle un uso a las miles de toneladas de plásticos que contaminan nuestro planeta.

Fuente: Máquina para convertir bolsas de plástico en combustible