¿Sabes cuánta agua se gasta para producir tus alimentos favoritos?

¿Sabes cuánta agua se gasta para producir tus alimentos favoritos?

El agua es indispensable prácticamente para cualquier actividad, conoce la huella hídrica de algunos de tus alimentos favoritos.

Hasta ahora nos habían dicho que debíamos cuidar el agua que utilizamos al lavar los trastes, el coche, al bañarnos o cepillarnos los dientes, pero no nos decían toda la que gastamos al consumir determinados alimentos. El agua es tan esencial que se utiliza para prácticamente todo, así que hay una pequeña huella hídrica escondida en todo aquello que nos gusta.

¿Cuál es la huella de todo lo que te gusta? Para darte una idea, la agricultura a nivel global representa el 92% de la huella hídrica y el consumo de carne en Estados Unidos, el 30%. Los ganadores son los que utilizan menos galones por libra (450 gr) — o litro que es la medida que estamos tomando en cuenta.

A continuación compartimos algunas comparaciones en alimentos, encuentros en donde se destaca aquel que utiliza menos cantidad de agua. ¡Comencemos!

Res vs. Pollo

(cc) TheBusyBrain / Flickr | (cc)  stone-soup / Flickr

(cc) TheBusyBrain / Flickr | (cc) stone-soup / Flickr

El ganador es el pollo con 1,960 litros de agua por cada libra, que es aproximadamente medio kilo. La carne de res, por el contrario, necesita casi 7,000 litros.

Arroz vs. Pasta

(cc) stevendepolo / Flickr | (cc) orsorama / Flickr

(cc) stevendepolo / Flickr | (cc) orsorama / Flickr

La pasta gana (no sólo en mi corazón). Requiere 840 litros por cada 450 gramos, mientras que el arroz blanco necesita 1,131 litros por la misma porción.

Espárragos vs. Brócoli

(cc) wwworks / Flickr | (cc) cyclonebill / Flickr

(cc) wwworks / Flickr | (cc) cyclonebill / Flickr

De estas dos deliciosas verduras, el brócoli necesita 128.7 litros de agua — lo mismo la coliflor y coles de bruselas —. Los espárragos aunque deliciosos requieren 976.6 litros de agua para su producción.

Jitomate vs. Berenjena

(cc) linecon0 / Flickr | (cc) jdickert / Flickr

(cc) linecon0 / Flickr | (cc) jdickert / Flickr

La berenjena es deliciosa cuando aprendes a cocinarla, pero el jitomate le gana cuando se trata de una menor huella hídrica con 98.5 litros, contra los 162.7 litros que requiere la baya. No hay realmente perdedores cuando se trata de vegetales, pues aunque parezca mucho, es lo menos respecto a otros alimentos.

Chocolate vs. Vainilla

(cc) johnloo / Flickr | (cc) mommyknows / Flickr

(cc) johnloo / Flickr | (cc) mommyknows / Flickr

La eterna batalla del sabor la gana el chocolate, aunque no es es una victoria para el agua. Su huella hídrica es de 7,801.7 litros — más de lo que requiere la producción de la misma cantidad de carne de res —; ni decir de la vainilla que tiene una de las mayores con 57,383 litros.

Café vs. Té

(cc) theilr / Flickr | (cc) nomadic_lass / Flickr

(cc) theilr / Flickr | (cc) nomadic_lass / Flickr

El café que te despierta todas las mañanas requiere casi 10 veces más agua que el té. Para producir un litro de té preparado se necesitan 408.8 litros, mientras que para el café son necesarios 3,997.3 litros.

Cerveza vs. Vino

(cc) quinndombrowski / Flickr | (cc) yashima / Flickr

(cc) quinndombrowski / Flickr | (cc) yashima / Flickr

La próxima vez que salgas a echar unas copas piensa que para producir 3.8 litros de deliciosa cerveza se gastan 1,120.4 litros de agua. Al vino le toma 3,300.8 litros producir esa misma cantidad.

Es una gran diferencia que se hace pequeña si tomamos en cuenta las porciones de consumo; para 340 ml de cerveza se necesitan 105.9 litros de agua y para 142 ml de vino, 128.70.


Lo que debes tomar en cuenta para tratar de vivir dejando la menor huella hídrica posible es que los productos vegetales gastan menos agua que los animales. Entre más procesados estén los alimentos, la huella aumenta. También hay que tomar en cuenta que muchos productos que requieran grandes cantidades de agua pueden producirse en lugares donde escasea.

La información sobre la huella hídrica en diferentes productos y alimentos la puedes encontrar en el sitio de Water Footprint.

¿Qué tan grande será tu huella hídrica?