¿Cómo se puede convertir un árbol en detector de metales?

¿Cómo se puede convertir un árbol en detector de metales?

por

150 posts

El estudio de las hojas y ramas de algunas especies permite constatar la existencia de yacimientos mineros.

Un impensado aliado podría tener la industria minera. El emprendimiento chileno BioExplora pretende utilizar árboles para descubrir yacimientos mineros por medio del estudio de sus hojas y ramas. Este descubrimiento significa una reducción importante de los costos para hallar zonas ricas en metales y metaloides valiosos.

Algunos árboles como el eucalipto, quillay y molle pueden expandir sus raíces más de treinta metros bajo tierra en busca de agua. Sin embargo, a esa profundidad, no es sólo agua lo que absorben. Pasando la zona de arena, arcilla y grava (entre 25 y 30 metros) comienza la denominada “zona rica en minerales”.

Al tomar muestras de las hojas de los árboles más antiguos, se analiza la concentración que posee de ciertos elementos. De acuerdo con los resultados geoquímicos se puede dilucidar si existe una potencial zona de explotación minera bajo los árboles analizados. Esta metodología está centrada en descubrir yacimientos en zonas no desérticas, como el norte grande, donde la gran minería ya identificó las zonas explotables.