Supermercado danés vende alimentos y artículos de hogar que nadie quiere

por

187 posts

Dinamarca es uno de los países que ha iniciado una campaña para evitar el desperdicio de alimentos y otros objetos que usualmente tiene como destino la basura.

Para los europeos, nada se desperdicia. Ya han surgido varias iniciativas que evitan estas prácticas, como en Francia donde desde hace algunos meses ha prohibido a los supermercados botar la comida para darlos a organizaciones benéficas y bancos de alimentos.

Según el Programa Mundial de Alimentos, en la actualidad hay 795 millones de personas que sufren desnutrición a nivel mundial. Sin embargo, aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo – cerca de 1,3 millones de toneladas – se pierde o se desperdicia cada año, de acuerdo a las estadísticas Naciones Unidas.


Debido a esta realidad, un grupo de daneses se han sumado a una iniciativa que invita a los consumidores a no desperdiciar nada y, además, ayuda a organizaciones de beneficiencia. Se trata de WeFood, un lugar donde se vende todo lo que los demás no quieren.

Además de alimentos que no han sido vendidos, el lugar ofrece cosméticos y artículos para el hogar que otras tiendas han rechazado,  ya sea porque se acercaba su fecha de caducidad, habían sido etiquetados erróneamente o venían con daños en el embalaje. Sin embargo, tanto los alimentos como los artículos domésticos y cosméticos están en perfectas condiciones y son seguros para la población.

© We Food / DanChurchAid

© We Food / DanChurchAid

Por si esto no fuera poco, estos productos tienen un precio de 30 a 50 por ciento más bajos que en los supermercados regulares, de acuerdo a lo que señala WeFood.

Más que un supermercado

WeFood es un proyecto conjunto con el “Banco de Alimentos” de Dinamarca, una organización no lucrativa que distribuye los excedentes de producción a los refugios sin hogar  y a DanChurchAid, una caridad religiosa que trabaja para erradicar la pobreza, el VIH / SIDA y el hambre, según detalla el Huffington Post.

De esta manera, todos los ingresos del supermercado van directo a DanChurchAid para ayudar a las naciones en vías de desarrollo como el sur de Sudán y Bangladesh.

Nikolaj Søndergaard, portavoz de DanChurchAid, ha indicado que esta iniciativa ha sido todo un éxito. De hecho, todas las mañana se han formado enormes filas con clientes que desean ir a comprar diferentes productos a módicos precios.

La ministra del Medio Ambiente Eva Kjer Hansen, asitió a la apertura de esta novedosa iniciativa, en donde aprovechó de enviar un mensaje a los daneses a aprovechar de mejor manera los alimentos. De hecho, en el país europeo se arroja más de 700 mil  toneladas de alimentos cada año.

Si la popularidad de WeFood continúa, Søndergaard ha indicado que hay planes de abrir sucursales en todo el país.