Nuestra basura plástica llega hasta una de las islas más remotas del planeta

por

972 posts

Científicos han encontrado 37,7 millones de desperdicios plásticos en la isla de Henderson, uno de los lugares más apartados de la Tierra.

Es uno de los lugares más remotos del planeta pero también uno de los más contaminados, o por lo menos, el rincón que posee la mayor densidad de basura del mundo. Se trata de la isla Henderson, perteneciente al archipiélago británico de Pitcairn en el Pacífico Sur.

Durante la última visita, un grupo de investigadores calculó la presencia de 37,7 millones de fragmentos de plástico, 671 residuos por metro cuadrado, una situación crítica que afecta las costas de esta isla deshabitada nombrada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1988.

fotonoticia_20170516110149_644

La investigación fue publicada ayer por la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS). El estudio explica que una de las principales razones de este problema ambiental sería la ubicación de la isla, próxima al giro oceánico del Pacífico Sur, donde las corrientes marinas podrían transportar la basura desde lugares distantes.

Así, desperdicios de Estados Unidos, Japón, China, Perú, Ecuador, Chile, Francia, Alemania, España y Reino Unido podrían ir a parar a esta isla que según los investigadores recibiría 3.570 desechos cada día.

2954

“Lo que ha sucedido en la isla de Henderson demuestra que no hay escape de la contaminación plástica incluso en las partes más distantes de nuestros océanos…Lejos de ser la prístina isla deshabitada que la gente podría imaginar de un lugar tan remoto, la isla de Henderson es un ejemplo chocante pero típico de cómo los desechos plásticos están afectando el medio ambiente a escala global”, explica Jennifer Lavers, autora principal del estudio.

Los investigadores también destacan el grave riesgo que la basura plástica significa para cientos de especies marinas que sobreviven en el ecosistema asociado a la isla y deben lidiar con este severo caso de contaminación, el que según el estudio seguirá aumentando debido a nuestro irresponsable estilo de vida.