Reciclaje y conciencia ecológica en la sala de clases

por

65 posts

Kyklos es una empresa B que implementa programas de educación ambiental en los colegios a través de la enseñanza del reciclaje y otras labores sustentables.

El deterioro de nuestro planeta avanza de forma acelerada y somos los culpables del grave daño que le hemos causado. Quizás ya es tarde para nosotros, pero debemos actuar para que las generaciones que vendrán después puedan disfrutar de otro entorno.

En este sentido, la enseñanza durante los primeros años resulta clave, vital para comprender la importancia que tiene el cuidado y respeto del medioambiente. Si bien el núcleo familiar desarrolla un papel importante, la formación en las escuelas también debe desempeñar un rol relevante.

Kyklos es una empresa B que implementa programas de educación medioambiental en los colegios. A través de la enseñanza del reciclaje y otras labores sustentables, desarrolla aspectos sociales y medioambientales de forma innovadora y didáctica.

Foto: Facebook Kyklos Chile.

Foto: Facebook Kyklos Chile.

La idea de este emprendimiento es ver el problema de los residuos como una oportunidad de aprendizaje donde se pueda trabajar de manera conjunta con profesores, alumnos y administradores.

Así, ellos visitan colegios públicos y privados de tres regiones del país y llevan a cabo puntos limpios, Ec0Olimpiadas, reutilización de botellas plásticas e integración de temáticas ambientales en diferentes asignaturas. Durante el 2016 lograron reciclar 25 mil kilos de basura en 18 comunas y este año esperan duplicar esa cifra llegando a cien colegios.

Kyklos1

Hace algunos días, durante la celebración del Día Mundial del Reciclaje, participaron junto a un grupo de alumnos del colegio Regina Mundi de Macul de una intervención ecológica donde mostraron un mural elaborado con tapas de botellas enseñando así que es posible reutilizar y reciclar basura para la confección de obras de arte.

“Queremos incentivar a todos los colegios de Chile a integrar dentro de sus enseñanzas la importancia de reciclar. Por ello los ayudamos en esta causa, para que los niños desde temprana edad aprendan a reciclar y lo hagan de la manera correcta, ya que es la única forma de hacernos cargo de la cantidad de residuos que botamos todos los días y que tanto mal le hace al planeta”, explicó Sebastián Herceg, director ejecutivo de Kyklos.

Kyklos2

De esta forma, los niños y jóvenes también pueden adquirir un amor y respeto por el medioambiente desde temprana edad. El hábito de reciclar y la toma de una conciencia ecológica pueden comenzar desde muy temprano dentro de las familias y las salas de clases. Quizás sean ellos, los niños, los que puedan darnos una lección de cómo vivir en armonía con nuestro entorno.