El sur de Chile también seduce a los turistas en los meses de invierno

por

804 posts

Hay algunas ventajas de disfrutar esta zona del país en esta época del año. No dejes que el frío te aleje de los paisajes sureños.

El sur de Chile es una zona única, adornada con paisajes hermosos y cargada de una atmósfera especial. Muchos optan por visitarlo durante la temporada alta, pero hay algunos que prefieren hacerlo durante los meses de frío. Y tiene sus ventajas.

El sur adquiere una belleza distinta durante el periodo de frío. Los pueblos y ciudades, bien preparados para recibir el riguroso clima, se tornan acogedores y esperan a los turistas con su sello característico.

Al visitar esta zona durante el invierno se evitan las aglomeraciones de gente que se producen en temporada alta. Es posible recorrer las localidades con mayor tranquilidad y calma y el comercio también se adapta rebajando sus precios.

Si te gustan los deportes o actividades al aire libre, en esta época del año tienes una amplia oferta aprovechando las condiciones climáticas y geográficas. Cabalgatas, snowboard, motos de nieve, senderismo y ascenso a los volcanes, son algunas de las actividades.

“Se debería visitar el sur de Chile en invierno porque podemos desarrollar diversas actividades deportivas gracias a las condiciones y facilidades con las que cuentan los centros turísticos de la zona”, explica Sonia López, docente de Ecoturismo del DuocUC.

Los parajes sureños también son una buena alternativa para quienes sólo deseen descansar y buscan escapar del estrés y la agitada vida en la ciudad. “Otra muy buena razón es encontrar el descanso apropiado en las diferentes aguas termales chilenas, que además pueden ser acompañadas de gastronomía típica lugareña”, agrega la profesional.

Pero uno de los puntos más atractivos para viajar a esta zona del país es el contacto con la naturaleza. Los ríos, lagos, islas y bosques muestran su encanto de una forma especial acompañados de la lluvia, nieve y viento propio de esta temporada.

“En esta época puedes ver los paisajes de bosques de lengas, araucarias y robles con colores invernales y nieve. Nuestra biodiversdad es única y acompañada de nuestra geografía montañosa, hacen de Chile un lugar único y hermoso. Además en esta época, hay baja afluencia de turistas, lo que permite un turismo vivencial de contacto tanto con las comunidades autóctonas, como con la naturaleza. También hay mejores ofertas de  precios”, afirma Marcela Hernández, docente de Ecoturismo de la misma institución.

No dejes que el frío te aleje del sur de Chile. Al contrario, el invierno le da un encanto especial a esta zona del país que puedes disfrutar si lo visitas durante estos meses. ¿Qué esperas?