Rescate de la tradición recolectora en los bosques de La Araucanía

por

74 posts

Influenciado por la cultura culinaria mapuche y campesina, “Del monte a la cocina” elabora recetas con los alimentos recolectados del bosque.

Rescatar una tradición olvidada, la cocina de origen recolector, otorgándole un valor al bosque nativo y todo lo que este ecosistema tiene para ofrecernos, a través de un vínculo armonioso y de mucho compromiso con el medioambiente.

Así parte el trabajo de “Del monte a la cocina”, un proyecto llevado a cabo en la Región de la Araucanía para acercar un conocimiento que ha quedado desplazado en el último tiempo: la cocina en base a plantas y hongos recolectados del bosque

MVI_1516

“Este proyecto rescata y pone en valor la recolección de alimentos silvestres del bosque templado andino…Innovamos con recetas nuevas para acercar este conocimiento a personas más jóvenes, no queremos pensar la cocina como algo estático”, explica Antonia Barreau, etnobotánica y una de las encargadas del proyecto. La acompañan Sonia Aliante Raiguanque, Jesús Sánchez y Rosario Valdivieso.

Este trabajo ha sido financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes y tiene un fuerte componente identitario, pues destaca la rica tradición culinaria de la cultura mapuche y campesina dando a conocer el valor del patrimonio cultural y natural de los bosques del sur del país.

IMG_2099

“Así como la cultura se encuentra en constante adaptación y cambio, la cocina indígena y campesina puede ser revisitada e innovada sin perder el origen, historia, estacionalidad y diversidad de productos”, señala la página de este emprendimiento.

En esta misma plataforma van publicando las recetas que elaboran a partir de los alimentos que han logrado recolectar del bosque. Flan de avellanas, ceviche del bosque, empanadas de changle y nidos de hongos y piñones son algunas de las preparaciones que comparten para quienes estén interesados en aprender sobre esta cocina.

IMG_4762-1-e1494259141311

“Queremos democratizar esta información que tenemos, reconectar a la gente que no es del campo. La gente necesita que esto se rescate; los jóvenes se van a dar cuenta de lo que no aprendieron y ahí va a estar este material para que lo puedan recuperar”, agrega Antonia.

IMG_2342

Junto a sus compañeros parten al bosque todas las semanas para ver qué plantas y hongos pueden obtener. La idea es hacerlo de forma armoniosa y sustentable con este ecosistema y no sobreexplotarlo. En su página además entregan consejos y recomendaciones para que las personas también puedan hacerlo. Todos pueden participar siempre y cuando respetemos el bosque. ¡Es tiempo de recolectar!