Campesino peruano gana primera batalla ante gigante energético alemán

por

1009 posts

Saúl Luciano Liuya acusa a la empresa RWE de contribuir con el cambio climático en su natal Huaraz y ocasionar el deshielo de glaciares.

*Foto: Alexander Luna.

La historia de Saúl Luciano Liuya inspira. Este campesino y guía turístico de Perú ha ganado popularidad luego de enfrentarse al gigante energético alemán RWE, al que acusa de dañar el medioambiente en su natal Huaraz, contribuyendo al cambio climático y causando el deshielo de glaciares.

Liuya señala a la empresa, que explota el agua y gas de la región, como responsable del aumento del nivel de la laguna Palcacocha y que presenta una amenaza “muy alta” de desbordarse, de acuerdo a las autoridades de la zona. Alarmado por esto, el hombre decidió iniciar una batalla legal en contra de la compañía, que según un estudio emite el 0,5 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono a nivel global.

Luego de un primer rechazo en diciembre de 2016 por la Corte Regional de Essen, Saúl recibió por fin una buena noticia luego de que su demanda fuera declarada admisible por el Tribunal Superior de Hamm, ciudad ubicada en el norte de Alemania. Así, la pelea iniciada por el campesino sigue su curso.

“Durante dos años y medio, hemos estado luchando por nuestros derechos y protección contra los peligros en Huaraz, y ahora se hace evidente que incluso las grandes corporaciones deben asumir la responsabilidad de las consecuencias de sus acciones...Me gustaría regresar a casa, a las montañas, y decirle a la gente que pude hacer algo por ellos”, señaló Liuya durante la jornada de ayer.

Saúl exige el pago de 17 mil euros para financiar las reparaciones destinadas a evitar las inundaciones en Huaraz por culpa de los deshielos. Ahora, ambas partes vivirán otra jornada clave el 30 de noviembre cuando deban presentar otros argumentos al tribunal. Liuya, por su parte, deberá demostrar que las emisiones de RWE son las responsables del deshielo que amenaza con inundar a su localidad andina.

Saúl Luciano Liuya tiene 37 años y es padre de dos hijos. Cuando inició esta batalla legal, en 2015, fue asesorado por la organización ecologista Germanwatch, que asegura que durante los últimos 40 años, los glaciares peruanos han perdido un 40 por ciento de su superficie.

Detrás de las actividades de las grandes corporaciones hay un daño tremendo al medioambiente que convierte a las comunidades locales en las principales víctimas. Por lo mismo, se vuelve tan importante la difícil lucha asumida por este campesino peruano que ha llevado hasta Europa el grito de dolor y desesperación que emana desde el corazón de los Andes.