Recolectar semillas de tomate

En este segundo capítulo del tema Recolección de Semillas, tenemos al tomate. Desde la experiencia y conversaciones con expertos, vienen las recomendaciones a continuación, descrita aquí en la página de Infojardin.

Foto

Procedimiento

- Hay que escoger los tomates que más se ajusten a la normalidad dentro de su variedad; esto es, no elegir ni el más grande ni el más pequeño.
- Dejaremos esos tomates madurar más tiempo de lo normal en la planta, pero controlando que no lleguen a pudrirse. Los dejaremos un poco más que si fuésemos a comerlos.
- Una vez que ya estén muy maduros, los cosechamos y estrujamos con las manos, echando en un vaso de vidrio la pulpa y las semillas. Tenemos que tener especial cuidado en que las semillas queden completamente sumergidas en la pulpa.
- A continuación, colocaremos el vaso encima de un mueble (a esa altura hace más calor) durante 3 días.
- Durante esos días se habrá formado una capa de moho, que actúa como antibacterias.
- Pasados esos 3 días quitaremos la capa de moho, lavamos las semillas al chorro de la fuente y las colocamos en un trapo para que se sequen, pero sin ponerlas al sol.
- Cuando estén bien secas las semillas, las metemos en un bote de cristal, que debiera ser oscuro, y lo cerramos con la tapa. Si no tenemos un bote oscuro, lo podemos forrar con papel. Es muy importante que las semillas estén bien secas antes de meterlas en el bote.

powered byDisqus